“Si estamos de acuerdo en restringir la circulación, me tienen que acompañar en el cumplimiento de las normas”, pidió el presidente Alberto Fernández a los mandatarios del centro y sur del país con los que conversó este miércoles. Fue una reunión larga. Además del presidente y algunos gobernadores, también habló Carla Vizzotti. El gobierno logró consenso político para mantener o ajustar las restricciones sanitarias que se vencen este viernes.

El trabajo previo de reuniones y contactos de funcionarios con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, allanaron el camino para sumarlo al resto de los dirigentes en este acuerdo. Este martes por la mañana, la ministra de Seguridad Sabina Frederic logró coordinar con el secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, con quien están evaluando cerrar algunas bajadas de la General Paz para encausar la circulación hacia los controles que tienen las fuerzas federales y la policía de la Ciudad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El presidente fue claro y enfático. “Está claro que hay un epicentro en el Amba pero hay alertas en varios lugares del país. En este año aprendimos de la experiencia. El secreto es reducir la circulación”, cuentan que dijo. “Hay que ver cómo nos ayudamos para hacer cumplir las restricciones. No solo hay que cuidarse a la noche, hay que cuidarse de día. El virus no sale a las 20 horas, el virus está todo el día. Hay que recordar que los cuidados deben estar de día también, hay que hacer esa tarea docente con la sociedad. Hay que reforzar los controles. Si estamos de acuerdo en restringir circulación me tienen que acompañar en el cumplimiento de las normas”, instó a través de las cámaras de las computadoras.

Larreta, en un cambio radical en su estrategia de confrontación y desobediencia, destacó las medidas sanitarias del DNU firmado por Fernández y dio cuenta de la baja de la circulación de transporte público y de particulares. Sostuvo que hay una meseta después de una crecida muy grande. También reconoció que está tensionado el sistema de salud.

Junto al presidente, escuchaban atentos el ministro Wado de Pedro, Vizzotti y el secretario general de la presidencia, Julio Vitobello. A su turno, la ministra de Salud describió la situación sanitaria, las nuevas variantes y el estado del mapa epidemiológico en el país. También expresó su preocupación por las camas de terapia intensiva con pacientes más jóvenes. Dio cuenta sobre el plan de vacunación y la demanda de oxígeno y anestésicos.

Los gobernadores presentes fueron Axel Kicillof de la provincia de Buenos Aires, Rodríguez Larreta de CABA, Mariano Arcioni de Chubut, Juan Schiaretti de Córdoba, Sergio Ziliotto de La Pampa, Rodolfo Alejandro Suárez de Mendoza, Arabela Carreras de Río Negro, Alberto Rodríguez Saá de San Luis, Alicia Kirchner de Santa Cruz, Omar Perotti de Santa Fe, Gustavo Melella de Tierra del Fuego y Omar Gutiérrez de Neuquén.

Por su parte, Rodríguez Saá relató que el sistema de salud de San Luis “está tensionado”. “Las medidas que tomó el Presidente hicieron efecto. Es una lucha día a día. El mayor grupo de contagio es de 19 a los 39 años”, sostuvo y se pronunció a favor de prolongar la restricción nocturna.

En tanto, Ziliotto dijo que La Pampa está bien, pero advierten complicaciones futuras. “Aplicamos toda la vigencia del DNU de Nación. Las clases son presenciales pero parciales. Cómo máximo 3 veces por semana a la escuela”, dijo y destacó la experiencia de La Pampa como único productor público de oxígeno del país.

La gobernadora rionegrina Carreras contó que Bariloche hoy tiene “restricciones acordes a las ciudades con mayor riesgo”, como la no presencialidad en las escuelas. “Estamos con mucha ocupación de camas UTI”, dijo preocupada.

En tanto, Kicillof señaló que: “sufrimos durante el último mes el crecimiento exponencial de casos y utilización de UTI como nunca en la pandemia. Hace una semana se estabilizan los casos y se redujo el ingreso a UTI”.

Destacó enfático las medidas presidenciales y dijo que “evitaron un desborde sanitario en el AMBA”. “Si seguimos en meseta es un desastre, hay que reducir los casos. Hay que aplanar urgente la curva. La secuencia se viene repitiendo de manual, arranca Caba, sigue en el Amba y después el interior de la provincia, con el agravante de cepas más contagiosas y letales”. Pidió buscar la forma de reducir la circulación. “Las escuelas implican una movilidad muy grande, bajar la circulación implica bajar los contactos y los contagios. Hoy tenemos una urgencia: hay que liberar camas en los hospitales. Las decisiones que tomes Alberto en el AMBA vamos a acompañar”, enfatizó.

Por su parte, Schiaretti dijo que Córdoba tuvo el pico de casos por Semana Santa y ahora hay una meseta alta. “Todavía no verificamos circulación comunitaria de nuevas cepas. Pero sabemos que más temprano que tarde va a llegar y vamos a tener más casos. Tomamos medidas para evitar circulación y recreación e iremos profundizando esas medidas. El virus va a llegar y vamos a estar complicados. Estamos en meseta alta para la llegada del invierno”. “Agradezco Alberto que trabajemos juntos, a todo el gobierno nacional, vamos tocando la sinfonía con las particularidades que tiene cada región” sostuvo.El santafesino Perotti relató que “el 86% de camas criticas están ocupadas, con 65% covid”. “Estamos altos con los casos, tuvimos un pico de 3000. Suspendimos cirugías, desde las 21 no tenemos circulación” dijo y propuso liberar la transmisión del clásico Newells/Central para no generar circulación.