Un empresario de la construcción negó este jueves los cargos en su contra al ser indagado en la investigación por armado de causas judiciales para perjudicar a la seccional platense de la Unión Obrera de la Construcción (Uocra) y a su entonces titular, Juan Pablo «Pata» Medina.

El empresario Ricardo José Alconada Magliano prestó declaración indagatoria ante el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak, entregó un escrito y se negó a responder preguntas, informaron fuentes judiciales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese escrito, el presidente de la constructora OCSA SA dijo ser una «víctima» de lo ocurrido, explicó que se lo convocó a una «reunión institucional» en la sede del Banco Provincia en 2017 y que no conocía a todos los asistentes.

Además, dijo ignorar que ese encuentro sería filmado y que se trataron problemáticas que «no le eran ajenas y eran reales» aunque precisó que se sintió «incómodo», explicaron las fuentes. El empresario abrió la ronda de indagatorias en la causa que investiga lo ocurrido en esa reunión del 15 de junio de 2017.

Alconada Magliano es uno de los empresarios que participó de la reunión en la sede porteña del Banco Provincia (Bapro), donde exfuncionarios del gobierno de María Eugenia Vidal y exdirectivos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) los instruyeron sobre qué tipo de presentaciones y movimientos estratégicos debían hacer para lograr el encarcelamiento del «Pata» Medina.

En esa mesa estaban, entre otros, el exdirector de legales de la AFI Juan Sebastián De Stéfano; el entonces jefe de Contrainteligencia del organismo Diego Dalmau Pereyra y el exjefe de Gabinete de la central de espías Darío Biorci.

A los imputados en la causa se los acusa de haber participado de una estrategia dirigida a perjudicar al dirigente sindical de la Uocra de La Plata, su entorno y a la entonces conducción de la seccional de la capital bonaerense, para la cual se recurrió a maniobras de inteligencia ilegal y se manipuló el accionar de la Justicia, según pudo reconstruir Télam de fuentes judiciales con acceso al expediente.

Los investigadores ya lograron probar que después de aquella reunión llevada a cabo en el Salón de Usos Múltiples (SUM) del séptimo piso de la sede del Bapro ubicada en las cercanías de Plaza de Mayo los empresarios imputados realizaron presentaciones ante el ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, que luego se presentaron ante la justicia federal de Quilmes.

Luego, el juez federal de Quilmes, Luis Armella, dio inicio a una investigación judicial por supuesta asociación ilícita contra el Pata Medina, a partir de una denuncia anónima referida a hechos supuestamente ocurridos en La Plata.

El magistrado avanzó en la investigación a pesar de que la fiscalía, por aquellos días, opinó que la denuncia debía ser tramitada ante la justicia federal de La Plata y no en Quilmes, lo que podría ser materia de investigación también en este expediente en el que ahora el Pata Medina es querellante por el supuesto armado ilegal de causas en su contra.

La ronda de indagatorias convocada por el juez Kreplak alcanza también al exministro Villegas (14 de marzo), al extitular de la cartera provincial de Justicia Adrián Grassi (17 de marzo), al senador provincial de Juan Pablo Allan (21 de marzo) y al intendente de La Plata, Julio Garro (23 de marzo).

La ronda de indagatorias cierra con los exdirectivos de la AFI: para el 25 de marzo está convocado Darío Biorci (excuñado de la subdirectora de la central de espías, Silvia Majdalani), mientras que De Stéfano está citado para el 29 y Dalmau Pereyra para el 31.

La aparición del video que dio inicio a esta causa tuvo ayer su primera consecuencia a nivel judicial: el Tribunal Oral Federal 2 de La Plata suspendió el inicio del juicio oral al «Pata» Medina en la causa que lo investiga por asociación ilícita y lavado de dinero, que estaba previsto para hoy, para analizar los planteos de nulidad formulados por la defensa del sindicalista.