El gobierno nacional envió este jueves al Congreso un proyecto de ley para que el Poder Legislativo defina el monto que le corresponde a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el traspaso de la policía Federal en 2016. La iniciativa ingresó por el Senado que preside Cristina Fernández de Kirchner y donde el oficialismo cuenta con mayoría propia.

La iniciativa ya giró a las comisiones de Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda presididas por los oficialistas María de los Ángeles Sacnun y Carlos Caserio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La propuesta establece fijar unos 24.500 millones de pesos para atender los gastos de la Policía Federal traspasada al distrito porteño durante la gestión de Mauricio Macri. Esa cifra es equivalente al gasto que representó este año, pero el monto deberá ser actualizado en cada ejercicio.

Cuando el ex presidente traspasó la superintendencia metropolitana de la Federal a la órbita porteña, aumentó en 2.10 por ciento la coparticipación de la Ciudad. Hoy ese porcentaje equivale a transferencias que rondan los 60 mil millones de pesos. Es decir: 35 mil millones más de lo que cuesta mantener la fuerza según los números de la Casa Rosada.   

El texto enviado al Senado indica que “el monto será actualizado en los ejercicios sucesivos de acuerdo a un índice compuesto en un 80% por el índice nominal del salario promedio de la PFA y en un 20% por el índice de precios al consumidor (IPC) elaborado por la elaborado por la Dirección General de Estadística y Censos de dicha jurisdicción”.

También indica que el presupuesto general de la administración nacional de cada Ejercicio fiscal contemplará el financiamiento de los gastos enunciados. Y que la suma total se dividirá en cuotas mensuales que se transferirán desde el Tesoro Nacional hacia la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La actualización se realizará en forma trimestral.

Finalmente, en el artículo cinco asegura que “a partir de la entrada en vigencia de la presente ley, el poder ejecutivo realizará la readecuación de la participación que le corresponde a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por aplicación del artículo 8º de la Ley Nº 23548 (de coparticipación federal)”.

La iniciativa se presenta luego de que el presidente Alberto Fernández anunciara la quita de algo más de un punto de coparticipación a la Ciudad. En rigor implica reducir a la mitad la transferencia por decreto que había decidido Macri en 2016.

Ahora el gobierno nacional pone el foco en el convenio que se firmó para esa transferencia, acordada por ex presidente  y Horacio Rodríguez Larreta.

Según los fundamentos del proyecto, en los cuatro años del gobierno de Cambiemos el acuerdo no se envió al Congreso como exige el quinto párrafo del artículo 75, inciso 2, de la Constitución Nacional.