Cuando todavía faltaba una hora para que la Justicia Electoral mendocina comenzara a mostrar los números oficiales de la elección a gobernador, la candidata del Frente de Todos, Anabel Fernández Sagasti reconoció sorpresivamente la derrota: “La diferencia de irremontable. Hablé con Alberto y con Cristina. Seguiremos trabajando para una Mendoza mejor”, dijo la senadora.

Del otro lado, el ministro de Economía del gobierno mendocino, Martín Kerchner, fue el primer funcionario del Frente Cambia Mendoza, que postula como gobernador al intendente de la ciudad capital, Rodolfo Suárez, en declarar ante la prensa que su espacio político obtuvo el triunfo en las elecciones provinciales. 

“Estamos muy contentos de que se haya renovado ese esfuerzo. Es un gran honor y responsabilidad. Esta ha sido una elección histórica”, mencionó Kerchner cuando aún no se conocen resultados oficiales. 

Pasadas las 21 horas, los cómputos de la Justicia Electoral mendocina eran claros. Y escrutado el 60% de las votos, Rodolfo Suárez obtenía el 51,35%, Anabel Fernández Sagasti (Frente Elegí): 33,85%, José Luis Ramón (Protectora): 8,19% y Noelia Barbeito (Frente de Izquierda): 3,21%

Entonces sí, llegó la felicitación de Mauricio Macri vía Twitter y enseguida las palabras de Alfredo Cornejo y quien será su sucesor desde diciembre, Rodolfo Suárez. 

“Acá no nos gusta el populismo, preferimos gobernar con austeridad -afirmó Suárez- Somos un buen ejemplo para el país porque somos honestos. No solo porque no robamos sino porque decimos la verdad, en la campaña y cuando gobernamos”.

A su turno, Alfredo Cornejo, quien negoció con Rogelio Frigerio que nadie del gobierno nacional viajara a Mendoza a sumarse al triunfo, fue muy duro con Anabel Fernández Sagasti y, por elevación, con el propio Alberto Fernández. “Acá hubo un error de hacer la tremenda estupidez de venir con todos los gobernadores del PJ a decirle a los mendocinos cómo debían votar. Lamento que se hayan equivocado tan feo”, expresó el gobernador saliente.

     

    UNA JORNADA TRANQUILA

    Luego de las 18 cerró la votación para elegir al próximo gobernador de Mendoza, una elección que tiene relevancia nacional por ser la última antes de las presidenciales del 27 de octubre. 

    Según los datos oficiales, había un total de 1.406.082 electores habilitados para sufragar en más de 4.120 mesas que hubo en toda la provincia y, según los primeros datos dados por el gobierno mendocino, la participación superó el 70% . El ejecutivo provincial informó además que sólo comenzará a dar cifras de cantidad de votos cuando esté cargado al menos el 20 por ciento del total de los sufragios, con que se espera que a las 21 empiece a fluir la información.

    Luego de votar por la mañana, Suárez continuó con su estrategia de provincializar la contienda: “Esperamos hacer una gran elección para que la gente sepa que en Mendoza hay un buen gobierno”.    “Hoy estamos votando a gobernador e intendentes-agregó-.Se evalúa una gestión y una forma de gobernar lejos del populismo, lejos de regalar todo”.

    La senadora Sagasti, por su parte, tras salir del cuarto oscuro en la escuela Tropero Sosa, de Godoy Cruz, remarcó: “Deseo que los mendocinos hoy voten con su corazón para vivir mejor, para recuperar la dignidad que hemos perdido”. “ Trato de vivir este día con mi familia, mis amigas y muy esperanzados en que sinceramente podemos estar mejor”, agreró.

    ...