El senador nacional del Partido Justicialista, José Alperovich, había ratificado su pedido de licencia por tiempo indeterminado tras la denuncia por violación formulada en su contra por una sobrina, con una nueva carta enviada esta mañana ante la Cámara alta, cuyo pleno deberá aprobar ahora la solicitud en la sesión en la que jurarán esta tarde los legisladores electos.

“Tengo el honor de dirigirme a Usted a fin de ratificar expresamente mi solicitud de licencia”, comienza el escrito que el legislador envió de manera digital a las autoridades del Senado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Alperovich, que se encontraba de vacaciones en Miami cuando se difundió la denuncia de la presunta violación de su sobrina y arribó esta mañana al país, había enviado otra misiva a la Cámara alta en la que rechazaba los términos de la acusación y anticipaba su solicitud de licencia por tiempo indeterminado.

“En estos días he sido víctima de denuncias promovidas en mi contra. La imputación es absolutamente falsa, lo cual demostraré a la corta o a la larga ante la Justicia”, sostuvo en la primera carta. El ex gobernador de Tucumán justificó su pedido de licencia en la necesidad de “dedicar” su “esfuerzo y tiempo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad y reparar” su “honor”.

La voz de los senadores

El senador nacional y ex gobernador tucumano José Alperovich regresó desde los Estados Unidos donde estaba de vacaciones cuando se conoció la denuncia por abuso sexual por parte de su sobrina.

Durante esta jornada, el senado deberá tratar su pedido de licencia que se presentó el lunes en una carta dirigida a la presidenta de la cámara, Gabriela Michetti.

Antes de ingresar al Congreso varios legisladores se refirieron a la acusación que pesa sobre el ex gobernador de la provincia de Tucumán. José Mayans dijo que “lo va a ratificar el pleno, estamos trabajando en eso. Cuando hablé con él me dijo que se iba a presentar inmediatamente a la Justicia. Hizo lo correcto, para salvar su buen nombre y honor. Tiene que presentarse en la justicia, trabajar en eso con su defensa”, indicó.

También descartó la posibilidad de expulsarlo directamente de la Cámara. “No se lo puede echar directamente. Eso sería un linchamiento público. Hay una acusación grave y él tiene derecho a la defensa”.

Otro de los senadores que se refirió al caso Alperovich es el misionero Maurice Closs, “yo no he visto una línea del expediente, pero creo que ese proceso puede funcionar bien si se hace donde corresponde que es en la Justicia. No tiene nada que ver con que existan los fueros, se puede investigar perfectamente”. Además descartó el pedido de desafuero del legislador. “No descarto nada, pero el proceso debe avanzar en el fuero penal”, tras recordar que incluso, “en este acaso él (por Alperovich), no está, porque ha pedido licencia”.

Por su parte, Jorge Taina, senador electo por el Frente de Todos declaró que la denuncia por violación contra su par José Alperovich “es muy grave”, y la comparó con una acusación por abuso sexual que una empleada legislativa presentó contra el senador de Cambiemos Juan Carlos Marino, y que finalmente la Justicia desestimó.

En diálogo con periodistas en el Senado, Taiana expresó que cree “en el principio de presunción de inocencia”, en alusión a Alperovich, y confió en que la Justicia dilucidará el caso.

El senador electo y ex canciller consideró, no obstante, que se trata de “una denuncia importante y tiene que ser considerada con todo el respeto que merece. Es difícil que no haya una razón (cuando se formula una denuncia de este tipo), salvo que sea una persona sin equilibrio. Creo también en el principio de la presunción de inocencia, y lo va a determinar la Justicia”, reiteró.

El senador nacional y ex gobernador tucumano José Alperovich regresó desde los Estados Unidos donde estaba de vacaciones cuando se conoció la denuncia por abuso sexual por parte de su sobrina.

Durante esta jornada, el senado deberá tratar su pedido de licencia que se presentó el lunes en una carta dirigida a la presidenta de la cámara, Gabriela Michetti.

Antes de ingresar al Congreso varios legisladores se refirieron a la acusación que pesa sobre el ex gobernador de la provincia de Tucumán. José Mayans dijo que “lo va a ratificar el pleno, estamos trabajando en eso. Cuando hablé con él me dijo que se iba a presentar inmediatamente a la Justicia. Hizo lo correcto, para salvar su buen nombre y honor. Tiene que presentarse en la justicia, trabajar en eso con su defensa”, indicó.

También descartó la posibilidad de expulsarlo directamente de la Cámara. “No se lo puede echar directamente. Eso sería un linchamiento público. Hay una acusación grave y él tiene derecho a la defensa”.

Otro de los senadores que se refirió al caso Alperovich es el misionero Maurice Closs, “yo no he visto una línea del expediente, pero creo que ese proceso puede funcionar bien si se hace donde corresponde que es en la Justicia. No tiene nada que ver con que existan los fueros, se puede investigar perfectamente”. Además descartó el pedido de desafuero del legislador. “No descarto nada, pero el proceso debe avanzar en el fuero penal”, tras recordar que incluso, “en este acaso él (por Alperovich), no está, porque ha pedido licencia”.

Por su parte, Jorge Taina, senador electo por el Frente de Todos declaró que la denuncia por violación contra su par José Alperovich “es muy grave”, y la comparó con una acusación por abuso sexual que una empleada legislativa presentó contra el senador de Cambiemos Juan Carlos Marino, y que finalmente la Justicia desestimó.

En diálogo con periodistas en el Senado, Taiana expresó que cree “en el principio de presunción de inocencia”, en alusión a Alperovich, y confió en que la Justicia dilucidará el caso.

La Comisión de la Mujer

Las senadoras se pronunciaron a través de un documento que dieron a conocer durante la sesión del miércoles. 

«La Comisión Banca de la Mujer, del Senado de la Nación, frente a los últimos acontecimientos reitera su permanente postura ante  situaciones que vulneran la integridad de las mujeres y avasallan nuestros derechos. Una vez más nos ponemos de pie para hacer oír nuestra voz.

Nos solidarizamos con las mujeres que han sido abusadas o acosadas, dentro y fuera de éste Senado.

Nosotras nos revelamos  contra la violencia sexual y la muerte  de miles de mujeres y niñas. Asistimos conmovidas al relato de todas aquellas mujeres que están hablando de sus vidas, de sus dolores, de años de opresión en primera persona, poniéndole el cuerpo y palabra en todos los ámbitos, a relaciones de poder donde la supremacía del varón marca y somete; denigra y cosifica; vulnera y ultraja.

Ya no nos callamos más, gritamos todas, y las historias se multiplican.

Argumentos descarnados que sacan a la luz con coraje y enorme valentía, toda la dureza de lo vivido, prueba irrefutable de una humillación a la mujer que estaba naturalizada.

Decimos “¿hasta cuándo?”

Interpelamos a los varones para que reflexionen sobre sus actitudes y masculinidades. Lo dijimos antes y lo reiteramos hoy: deben revisar sus masculinidades y sobre todo hacerse cargo, entendiendo de una vez y para siempre que hay una era que se terminó, una forma inadmisible, intolerable de tratarnos que antes era individual y hoy es colectiva, que antes era personal y hoy es política.

Nosotras pedimos una Justicia que investigue y juzgue con celeridad la gravedad de estos hechos.

Nosotras apelamos a que los medios de comunicación asuman el compromiso de realizar abordajes que sean serios y respetuosos de las mujeres en situación de violencia.

Nosotras defendemos una educación que cuestione y deje atrás la cultura del patriarcado.

Nosotras nos comprometemos a continuar reclamando la implementación del Protocolo de prevención de las violencias que recientemente aprobó este Congreso.

 Nosotras las mujeres  de este Senado asumimos el imperioso compromiso de trabajar para terminar con este flagelo que golpea a nuestra sociedad; por eso exigimos, y una vez más gritamos: No es No.»