“Una frazada que va a estar ideal para esta noche, que está haciendo un poco de frío”, dijo al micrófono el gobernador correntino Gustavo Valdés, antes de contar que el ganador de la preciada pieza era el poseedor del número 183 verde. Desde la organización La Alameda cuestionaron la actitud del mandatario: “Poseemos el 50% de la población bajo la línea de pobreza. Es inadmisible que el gobernador Valdés, sortée alimentos. ¿Que nos pasa? Valdés y Macri nos están matando de hambre, y el gobernador parece burlarse sorteando alimentos”, expresó el dirigente José María Serbin.

Además, Serbin sostuvo que “Corrientes es una de las provincias más pobres de la Argentina”, por lo que reclamó que “el gobernador declare la emergencia alimentaria tal como solicito la Pastoral Social de la Iglesia”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Valdés recorrió Curuzú Cuatiá el sábado y domingo donde inauguró diferentes obras como la primera etapa de la canalización, que servirá para evitar las inundaciones en distintos barrios carenciados del distrito. En la cancha del club del barrio Santa Rosa, el gobernador y el intendente José Irigoyen protagonizaron los festejos por el Día del Niño y el criticado sorteo de cajas de alimentos, frazadas y ropa para las familias humildes de la zona. También se realizó la apertura oficial de la conexión de gas natural para la pileta climatizada de la Asociación Curuzucuateña de Actividades Acuáticas.