Por segunda vez en una semana, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal volvieron a compartir hoy una actividad y sumaron otra foto para la campaña. Esta vez fue en el Centro Recreativo de Ezeiza, donde compartieron el desayuno con los niños que asisten allí cada día durante el verano.

La visita, que no estaba contemplada en la agenda presidencial, se produjo esta mañana e incluyó también a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. Ese espacio de Ezeiza participa del programa “Verano en la Provincia”, la gran apuesta política de Vidal en la temporada y que tiene como epicentro a Mar del Plata.

Macri y Vidal volvieron así a mostrarse juntos en medio de las tensiones por el posible desdoblamiento de las elecciones bonaerenses, un debate aún pendiente entre ambos. Ya se habían mostrado hace dos días durante una recorrida por las obras que se están haciendo sobre la ruta 5, a la altura de Suipacha.

Al hablar durante esa actividad en la ruta se elogiaron mutuamente, defendieron la gestión de Cambiemos y remarcaron la “tarea en equipo” que llevan adelante la Nación y la Provincia, en un intento por mostrar que no hay tensión entre ambos por la idea de Vidal de despegar la elección provincial de la nacional. Por ahora, pese a las especulaciones, todavía no se reunieron para definir una posición en común. Hoy, en Ezeiza, evitaron el contacto con la prensa.