El en gobierno evalúan que los evasores argentinos que tienen sus fondos en Estados Unidos “están nerviosos” a partir del acuerdo que logró Sergio Massa con ese país y que se firmará antes de fin de año. Según pudo saber Tiempo de fuentes vinculadas a la puesta en marcha de la operatoria, el objetivo de este acuerdo es que ya quede institucionalizado como política de Estado. Si bien se espera que pueda ser firmado esta semana o la próxima, hay tiempo hasta el 30 de diciembre.

Actualmente existen 38 pedidos de información activos a los bancos estadounidenses. El nuevo sistema de intercambio será masivo y sistemático recién a partir del 1 de enero de 2023, pero la información estará disponible para nuestro en septiembre del próximo año. En el gobierno pronostican una recaudación de 1000 millones de dólares por año con el nuevo mecanismo.

Este tipo de sistema es parte del acuerdo político que sellaron Cristina Fernández y Sergio Massa, cuando la vicepresidenta apoyó en la interna del Frente de Todos para su asunción como ministro de Economía. Los dos hombres destinados a plasmar ese acuerdo político son: Guillermo Michel, director de Aduana y uno de los funcionarios más cercanos a Massa, y el titular de la AFIP, Carlos Castagneto, ex número dos de Alicia Kirchner en el Ministerio de Desarrollo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El acuerdo de colaboración que Estados Unidos también tiene con otros 147 países establece que los bancos estadounidenses estarán obligados a preguntar a sus clientes el origen del dinero e informarlo al Internal Revenue Service (IRS) y el IRS, a su vez, a la AFIP, que podrá cobrar el impuesto en esas cuentas, como bienes personales.

En Aduana evalúan que ya con la presentación formal de la candidatura de Argentina para formar parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que firmó Mauricio Macri en 2016 muchos evasores “comenzaron a rectificar su conducta fiscal”. En enero de este año, el Consejo Directivo de la OCDE anunció sus intenciones de iniciar conversaciones para la adhesión de seis nuevos países. En junio eligió a Perú y a Brasil, pero no a Argentina, porque no se presentó la documentación requerida, en medio de las tensiones dentro del Frente de Todos respecto al con Estados Unidos.

Durante una reunión del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp), el ministro de Economía dijo que «el ejercicio 2022 formará parte del acuerdo y ya estamos trabajando para sacar una buena ley para que se formalicen los argentinos que eludieron a las autoridades fiscales trayendo sus dólares al país y construyendo valor para el futuro».

Por lo pronto, a partir del anuncio por parte de Massa de este acuerdo bilateral, produjo inquietud entre los evasores, según notaron las autoridades de las áreas recaudatorias locales. “Hay miedo en la calle”, evalúan.