El presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal continuaron este viernes con su frenesí de inauguraciones a pesar de la veda que existe para actos públicos antes de las PASO de agosto.

Este viernes, el presidente y la gobernadora estuvieron de recorrida por la provincia de Buenos Aires: estuvo en la inauguración de la nueva planta de la empresa alimentaria Molinos Río de la Plata en el partido bonaerense de Esteban Echeverría para luego ir a Azul, donde recorrieron juntos el avance de las obras de las obras en el Hospital Materno Infantil “Argentina Diego”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los dos mandatarios también se dirigieron a la localidad de Olavarría para mostrar las obras de repavimentación de la ruta provincial 51, que se ejecutaron en el tramo comprendido entre Villa Mi Serranía y el empalme con Ruta Provincial 76, sobre una longitud de 41 kilómetros.

El Código Nacional Electoral prohíbe “la realización de todo acto de gobierno que pueda promover la captación del sufragio a favor de cualquiera de los candidatos” 25 días antes de las PASO, que serán el 11 de agosto. Puntualmente, menciona además “la realización de actos inaugurales de obras públicas, el lanzamiento o promoción de planes, proyectos o programas de alcance colectivo”.

El plazo a nivel nacional se cumplió este jueves 17. El argumento del gobierno, según consignó el diario Clarín, es que se trata de recorridas no de inauguración de obras, un gris que buscará explotar en las próximas semanas.