Diputados comenzó a tratar en comisión el nuevo proyecto de ley de Ganacias que impulsa el gobierno a través del propio presidente de la Cámara, Sergio Massa. El propio Massa afirmó antes de inicio de la actividad en el Congreso que, a partir de la modificación del tributo, «más de 176 mil docentes de todo el país van a dejar de pagarlo. Es un alivio fiscal que va a permitir recuperar el poder de compra de la clase media».

El proyecto legislativo que sube el piso salarial del impuesto a las Ganancias a salarios brutos de $ 150.000, y exceptúa al aguinaldo, incluirá también mayores beneficios a jubilados y pensionados, a las parejas en concubinato y a los contribuyentes de la zona patagónica.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Del mismo modo, en materia de parejas en concubinato, si bien en la actualidad la ley habilita deducir al cónyuge, los cambios prevén «ampliar la deducción al concubino, cualquiera fuera el sexo, dándole al proyecto una perspectiva de género», explicaron. Asimismo, esta deducción será aplicable «para los integrantes de la unión basada en relaciones afectivas de carácter singular, pública, notoria, estable y permanente de dos personas que conviven y comparten un proyecto de vida común, sean del mismo o de diferente sexo».

Por otra parte, se incorpora un artículo que mantiene el beneficio del «22% adicional» en la región patagónica pero con una carga tributaria menor que el resto de los contribuyentes, lo que «beneficiará a alrededor de 83.500 empleados y jubilados».

El proyecto de reforma al impuesto a las Ganancias será retroactivo a enero pasado, con lo cual a los trabajadores que perciben hasta $ 150.000 de salario bruto se les reintegrará la suma que se les descontó en el primer trimestre del año.