En una jornada fría y nublada, los entrerrianos votaron este domingo para definir la gobernación de la provincial. El justicialista Gustavo Bordet se juega en la pulseada su reelección y compite con el candidato de Cambiemos, el radical Atilio Benedetti.

La jornada se desarrolló con normalidad aunque registró una acusación puntual en la ciudad de Paraná: una candidata a diputada provincial por el oficialismo del Frente Creer Entre Ríos denunció el robo y la destrucción de boletas de ese espacio, presuntamente “en más de la mitad” de las 614 mesas distribuidas en las 74 escuelas de la capital provincial.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La votación tuvo un grado de participación del 75 por ciento del padrón, según afirmó la ministra de Gobierno provincial, Rosario Romero, tras el cierre del comicio. El oficialismo apuesta a llegar al 80 por ciento del padrón y superara así el 75 por ciento que sufragó en la PASO de abril pasado, sobre un total de 1.080.108 electores inscriptos, aproximadamente el 3,21 por ciento del padrón electoral nacional.

Pese a los resultados de las PASO, Bordet eligió la cautela y evitó filtrar el debate electoral nacional. “Vamos a hablar después de que finalice el proceso electoral, siempre soy muy cauto de emitir opiniones mientras se están desarrollando los comicios”.

Sin embargo, cuando le repreguntaron y subrayaron su buena relación con Alberto Fernández y Sergio Massa , Bordet planteó: “Sí. Creo que hay que buscar criterios que tiendan a construir consensos, en ese camino vamos a estar trabajando”. Por lo pronto, con el acuerdo sellado a nivel provincial tanto con el kirchnerismo como con el massismo, Bordet tuvo la posibilidad de ir al tope de la boleta con un panperonismo provincial unido y sin fisuras.

Benedetti, su principal adversario por la gobernación, viene de padecer una derrota por alrededor de 25 puntos en la PASO. “Es una elección muy diferente a las PASO porque pudimos poner en debate temas provinciales y se estabilizó la situación económica nacional”, subrayó.

Con todo, reconoció el impacto de la crisis económica nacional como un factor que puede impactar en el voto entrerriano. “Es un sinnúmero de factores que inciden al momento de votar. Por supuesto que cuando existe malhumor porque el dinero no alcanza para llegar a fin de mes, la predisposición es distinta, pero yo confío mucho en los entrerrianos”.

Por la tarde lo que hasta ese momento era una elección totalmente normal comenzó a empañarse en Paraná. La candidata a diputada provincial por el Frente Creer Entre Ríos, Carina Ramos, denunció: “Lamentablemente tenemos que denunciar que –en las 74 escuelas y en más de la mitad de las 614 mesas de la ciudad de Paraná-, nos hemos encontrado con el robo sistemático de boletas de nuestra lista, que debimos reponer”.