El candidato en la provincia de Buenos Aires por la fuerza “Avanza Libertad”, José Luis Espert, votó en la localidad de Beccar y celebró que las ideas de su espacio “han permeado un poquito más en la sociedad”. Aseguró que, más allá del resultado, “ya es un triunfo que hayamos torcido la agenda de la discusión previo a la campaña hacia las ideas de la libertad y el sentido común que defendemos, para que a los ciudadanos argentinos algún día les vaya bien”.

El economista que apostó a posturas radicalizadas y violentas para cautivar el voto de la derecha afirmó que otros espacios tomaron propuestas del suyo, como la reforma laboral que impulsa el PRO o la conversión de planes sociales en empleo formal, “otro caballito de batalla nuestro”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El único motivo por el que existe Avanza Libertad y existe José Luis Espert en política es su desesperación, su preocupación para que la Argentina no termine siendo una gigantesca villa miseria. Lo único que proponemos en campaña es hacer las cosas que hacen los países en los que la gente vive bien”, dijo sin referirse a propuestas concretas.

Espert celebró el desarrollo de la jornada electoral, sin las demoras y falta de boletas que denunció en la instancia primaria, y planteó que aspira a lograr cuatro diputados en el Congreso. Por lo pronto, celebró que si se repitieran los resultados de las PASO no sólo él se convertiría en diputado “sino que algo más importante, Carolina Píparo va a ser diputada: una diputada extraordinaria”, dijo en referencia a la legisladora que cambió al PRO por una alternativa más a la derecha.

“Vamos a trabajar con todos aquellos que estén dispuestos a defender una agenda de sentido común por el bien de la sociedad. No solo con (Javier) Milei”, dijo sobre la posibilidad de entablar diálogos en el día después de las elecciones.