El juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé rechazó un planteo de la ex número dos de la AFI Silvia Majdalani, quien argumenta que ya fue juzgada y fue definitivamente sobreseída por el supuesto espionaje contra Cristina Fernández de Kirchner.

Augé desestimó un planteo del abogado de Majdalani, Juan Pablo Vigliero, quien sostiene que su clienta ya fue investigada en 2018 por el juez federal porteño Marcelo Martínez de Giorgi, quien la sobreseyó y esa decisión quedó firme y con fuerza de “cosa juzgada”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Pero el juez de Lomas de Zamora, quien ya indagó a Majdalani y al ex número uno de la AFI Gustavo Arribas,  replicó que “los hechos pesquisados en esta causa no solo son más amplios sino que además son diversos al que fuera incorporado en el marco de la causa” que tuvo a su cargo Martínez de Giorgi.

“De la copiosa prueba existente en esta causa se desprende con meridiana claridad que los hechos de espionaje, realizados sobre Cristina Fernández de Kirchner, tanto en su domicilio particular como en el Instituto Patria, como así el período que abarca esta investigación, dista mucho del objeto procesal acotado y aparentemente simple, como lo fue el de la causa mencionada”, sostuvo Augé.

Martínez de Giorgi –añadió, sólo investigó “si los vehículos estacionados en la inmediaciones pertenecían o no a la Agencia Federal de Inteligencia y en su caso cual era la razón de ser de su ubicación el lugar con personal de consigna dentro de ellos”.

En cambio en la causa que tramita en Lomas de Zamora “surge un abundante caudal probatorio, en torno a los hechos pesquisados, enderezados a lograr la verdad real de los acontecimientos”.

“La multiplicidad de acciones que se suman en esta investigación, van desde el espionaje ilegal, la falsedad ideológica de instrumentos públicos y el violación a los deberes de funcionarios públicos, al menos en principio  Frente a esto, la pretendida excepción de cosa juzgada resulta un vano intento por evitar la justa aplicación del derecho y choca con principios éticos y jurídicos y por tal motivo debe ser desechada sin más”.

La decisión del juez Augé, compartida por los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, pero rebatida por Leandro Emsani, defensor del espía Alan Ruiz y por Arribas, a través de Alejandro Pérez Chada y Andrés Coronato, será apelada ante la Cámara Federal de La Plata.