Beneficiarios del Pro.Cre.Ar pidieron a los concejales de La Plata que interpelen al intendente de Cambiemos, Julio Garro, para que el municipio interceda ante la ANSES y el Banco Hipotecario, para que les permitan acceder a los créditos en los que fueron sorteados y para los que ya iniciaron los trámites. Consiguieron hablar en el recinto del Concejo Deliberante platense luego de que un centenar de vecinos coparan las gradas del público y pedir ser escuchados para contar una problemática que, en La Plata, afecta a 560 familias.

Los vecinos reclamaron ante el Deliberante que avancen expedientes de rezonificación de barrios, puesto que la mayoría de los proyectos barriales de Pro.Cre.Ar en La Plata fueron planificados en zonas rurales que la comuna debe transformar en urbanos. Y que la comuna interceda para conseguir una prórroga para presentar la documentación en el programa dado de baja el 11 de julio, cuando el presidente Mauricio Macri presentó los créditos “Casa Propia”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Hace dos meses el Pro.Cre.Ar fue dado de baja de forma automática y nos dejaron afuera”, explicó Sabrina Álvarez, abogada y representante del grupo de familias que ocupó una de las bancas del recint. La mujer denunció que cada barrio invirtió 12 millones de pesos en obras para la rezonificación, y que aunque quisieran, no pueden acceder a los nuevos créditos porque sus terrenos están prendados en el anterior plan de viviendas.

De todas formas, aclaró: “No pedimos que nos quiten la prenda para vender los terrenos. Queremos vivir ahí. No queremos que nos regalen nada, queremos que se respete un contrato en ejecución”. “Nos quedamos sin nada y no tenemos respuesta ni de Garro, ni de la provincia ni de la ANSES”, agregó.

El problema que enfrentan las 560 familias es que desde el 11 de julio el Banco Hipotecario y Anses dejaron de recibir las carpetas para iniciar la construcción de viviendas. La mayoría de los vecinos invirtieron en los terrenos para llevar luz, cloaca y calles, condiciones para la rezonificación municipal, pero esos expedientes sufrieron demoras en la comuna, que se incrementó en los últimos ocho meses.

Ayer lograron hablar ante los concejales por pedido de la edil del Frente para la Victoria – Nacional y Popular, Florencia Saintout, en la sesión. Sabrina Álvarez ocupó una de las bancas e imploró ayuda ante lo que describió como un estado de abandono municipal. “No queremos hacer negocio con los terrenos. Nosotros queremos vivir ahi. Por eso invertimos tiempo, dinero y amor. Por favor, ustedes tienen que ayudarnos”, pidió acompañada por los aplausos que bajaban de las gradas.

A principios de mes los vecinos advirtieron que recurrirían a la justicia. Pero esa es la última instancia. “No sólo los dejaron sin crédito, tienen prohibido vender sus terrenos por diez años porque están destinados al Pro.Cre.Ar y tampoco pueden acceder al nuevo programa porque son propietarios de un inmueble, que es ese terreno. Es un desbarajuste judicial”, explicó a Tiempo en ese momento Adrián Rodríguez, abogado de vecinos que quedaron excluidos del programa luego de que Macri anunciara la nueva versión.