El precandidato a presidente por el Frente para Todos, Alberto Fernández visitó la ciudad de Paraná en Entre Ríos dialogó con la prensa local en el Centro Provincial de Convenciones

Fernández, quien estuvo acompañado del gobernador Gustavo Bordet y otros políticos, se refirió a la situación económica del país con respecto al consumo. “Esta región tiene mucho para darle al país.  Las provincias de esta región son muy importantes y uno no las puede descuidar por la producción agrícola, la producción aviar, por otras cosas que la distinguen y tenemos que prestarle atención”, expresó. “Soy de la idea de que la Argentina tiene que dejar de declamar federalismo y empezar a ejercerlo”, agregó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El precandidato anticipó que trabajará codo a codo con los gobernadores. “El mayor objetivo que tengo es que en cuatro años el que nazca en su provincia no esté pensando en emigrar de allí. Eso me he puesto en la cabeza y creo que con Gustavo vamos a poder hacerlo. El gobierno que se viene es un gobierno de un scrum entre los gobernadores y el presidente” y destacó, “pero vamos a hacerlo. Esta Argentina concentrada en Buenos Aires ha dañado a todos, al interior y a Buenos Aires.”

Siguiendo con el eje puesto en lo económico, Fernández afirmó, “nos debatimos dos modelos de país: el esquema de la especulación promovido por el Banco Central y el esquema productivo. Todos los pequeños y medianos empresarios padecen el mismo problema: la falta de crédito, la caída de consumo y las importaciones indiscriminadas”. Además, agregó que su mayor anhelo es que sea este sector el que vuelva a movilizar la economía argentina, que según el precandidato, “está apagada hace cuatro años”.

“Estamos en un país enloquecido que paga por intereses en las Leliq lo mismo que tiene Buenos Aires por presupuesto anual. Son dos presupuestos de Santa Fe”, comentó y respondió a las críticas del oficialismo por su promesa a los jubilados. “Se enojan porque yo digo que quiero que los jubilados tengan medicamentos gratis, dicen que cómo voy a pagar. Diez días de intereses de Leliq me alcanza para darle a los jubilados eso”, sostuvo. “El problema es donde te querés parar, si te querés parar del lado de los jubilados, del que produce y del que trabaja o del lado de los bancos. Quiero tener un sistema financiero que preste plata y no que haga negocios especulativos con el Banco Central”.

Los periodistas consultaron acerca de la postura de Fernández con el uso de agrotóxicos, un tema clave para la provincia de Entre Ríos. “Es un tema que hay que abordar con seriedad. Nadie quiere alguien termine contaminado ni los que consumen esos productos ni los que están en las inmediaciones, pero tenemos que ser cuidadosos en que no se convierta en un boomerang contra la producción. Creo que hay que buscar un punto intermedio y cuidar ambas cosas. El espíritu del fallo es muy loable y creo que es compartido por todos, pero me parece desmedida la decisión final que excluye muchas zonas productivas.”

Además, Fernández se refirió a cómo ve la situación política del país y a su campaña. “Estoy confiado en que los argentinos entienden que hemos llegado a un punto donde es difícil seguir viviendo así. Cuando a uno le piden que se acostumbren a vivir en la incertidumbre eso es terrible. Cuando a uno le dicen que la educación pública es un lugar donde por desgracia caen algunos eso es terrible. Cuando a uno le dicen que las universidades del interior no tienen sentido porque los pobres no llegar a ser universitarios, eso es terrible. Cuando no se encuentra dónde buscar trabajo, eso es terrible. Cuando uno tiene trabajo y teme perderlo, eso es terrible. Nadie quiere seguir con lo terrible. Y estoy convencido que todos entienden que hay que dar vuelta la página para encontrar un futuro mejor. Siempre digo que queremos volver para ser mejores”.

También aseguró que cuando critica al presidente Mauricio Macri el que le “responde es el Fondo Monetario Internacional”, y agregó que “todos saben que el dólar está subvaluado. Podemos mentirle a la gente y decirle que le economía está tranquila porque el dólar está quieto. Digo estas cosas y quién me responde, el Fondo. Es como alguien dijo en un tuit, hay que pegarle al chancho para saber dónde está el dueño. La debilidad del sistema es que uno lo cuenta y todo cruje”.

El precandidato volvió sobre la economía, “dicen que las Leliq no suponen emisión, pero el día que te quieran cobrar las Leliq los bancos vas a tener que emitir para pagar todo esto, el día que no te renueven las Leliq vas a tener que hacerte cargo de esta deuda”, dijo. “Ahí lo escucho a (Martín) Lousteau que nos dejó el muerto de la 125 y ahora da clases de economía, pero resulta que él durante años se la pasó diciendo que las Lebacs y las Leliq eran deuda cuasi fiscal y ahora parece que no”.

Por otro lado, afirmó también que “la reforma previsional ha sido un enorme costo para los jubilados. No paso nada de lo que decía (Elisa) Carrió, de lo que decía (Fernando) Iglesias, el gobierno. Nada pasó. Solo perdieron los jubilados, en términos reales perdieron entre el 15 y el 20 por ciento de jubilaciones, que vamos a recomponer”.