Alberto Fernández volvió a Córdoba. Otra vez. En esta oportunidad, invitado por la familia de José Manuel de la Sota, a un año de su trágica muerte en un accidente automovilístico.

El motivo fue una misa en recuerdo del dirigente peronista cordobés y el candidato a presidente del Frente de Todos, acompañado por Sergio Massa, compartió la ceremonia religiosa con el gobernador Juan Schiaretti, que hasta ahora se mantiene prescindente de tomar partido en las elecciones nacionales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“La Argentina tiene que crecer en armonía, entendiendo que no haya tanta concentración en algunos lugares del país y tanta desatención en otros”, dijo Fernández a la salida de la misa, en la Iglesia Catedral de la ciudad de Córdoba. La misa fue organizada por Candelaria y Natalia de la Sota.

Asimismo, Alberto se manifestó “muy contento” con el buen acompañamiento de los cordobeses en las elecciones primarias de las PASO, y remarcó que va a seguir trabajando para convencer a más cordobeses. “Córdoba tiene que ser parte de la Argentina que yo sueño. Es una provincia muy importante para que uno la desatienda. No se puede pensar en una Argentina sin Córdoba”, apuntó Fernández.

Al referirse a De la Sota, quien fuera en tres oportunidades gobernador de Córdoba, Alberto destacó que tuvo una “gran significancia” en su vida política y que siempre fueron amigos.

...

A la hora de hablar de Schiaretti, también fue muy generoso: “Podemos pensar distinto pero nunca nos hemos peleado”, dijo y añadió que probablemente se reunieran a tomar un café, encuentro que sucedió el mismo domingo por la noche, cuando el gobernador se trasladó hasta el hotel donde se hospeda Alberto, en un gesto que fui leído como un gran paso hacia la unidad de todo el peronismo cordobés en función de la candidatura de Alberto, aun cuando la figura de Cristina Fernández de Kirchner sigue siendo un factor de discordia. Antes, había dado una entrevista a La Voz del interior, en la que había criticado que al gobernador “le diera lo mismo” que el próximo presidente fuera el candidato del Frente de Todos o Mauricio Macri.

Luego del encuentro, Fernández declaró que la reunión fue muy buena, “y que Schiaretti va a trabajar para que yo sea presidente. Hablamos casi dos horas y coincidimos en la visión compleja del presente del país y, sobre todo, en la necesidad de un pacto social profundo como el que estoy promoviendo hacia el futuro. Queremos el mismo país y lo vamos a construir juntos”. Esta declaración es muy distinta a la que le dio al poderoso diario cordobés: “Yo voy a gobernar para los cordobeses también, más allá de lo que Schiaretti disponga. La pregunta que uno debería hacerse es si es razonable decirles a los cordobeses: ‘Elijan cualquier país’. Porque no es lo mismo. El país de Macri tiene a miles de trabajadores de la industria automotriz suspendidos, tiene a la industria láctea en crisis, tiene al campo con vaivenes. ¿Es lo mismo? Para mí no lo es”.

El candidato presidencial este lunes disertará en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), y luego mantendrá encuentros con intendentes y empresarios.

También fue parte de la misa el candidato a diputado nacional por el Frente de Todos, Sergio Massa, según quien Alberto Fernández “va a ser el presidente de la unidad, de la concordia y va a trabajar con la provincia con una pasión y con un ahínco especial para que los cordobeses les quede bien claro que Córdoba es el corazón de la Argentina”.

“Vamos a construir un país en donde no haya argentinos de primera y de segunda. Córdoba es la provincia que más queremos abrazar. La etapa de las peleas se terminó, viene una Argentina en donde nos necesitamos todos”, remarcó el ex intendente de Tigre.

Por otra parte, Massa cuestionó a la actual gestión del Gobierno nacional, al sostener que “por ahora lo único que han hecho es seguir en campaña en lugar de dedicarse a resolver los problemas que tiene la economía Argentina”, y calificó al fallecido De la Sota como uno de los dirigentes políticos “más grande de la democracia Argentina”.