El presidente Alberto Fernández sostuvo este viernes por la mañana que tanto el violento desalojo del predio de Guernica como la resolución en el caso Etchevehere “se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone”.

En un hilo de Twitter publicado esta mañana, el mandatario remarcó que tanto el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, como el de Entre Ríos, Gustavo Bordet, lo mantuvieron informado sobre ambos hechos y aclaró que este tipo de conflictos son “resueltos por los gobiernos provinciales”.

“Lo ocurrido ayer en Guernica fue producto del accionar policial dispuesto por la Justicia”, dijo el mandatario al inicio de su publicación, en la que destacó el “enorme trabajo de reubicación de familias” realizadas por el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque.

También podés leer: Tras un mes de negociaciones, desalojaron la toma de Guernica con un violento operativo policial

Fernández indicó asimismo que el gobernador Kicillof “tuvo la prudencia de mantenerme informado”.

En tanto, acerca del caso Etchevehere, Fernández sostuvo: “Los sucesos de Entre Ríos, originados en una disputa familiar, fueron también resultado del accionar policial dispuesto por la justicia local tras el fracaso de la conciliación entre las partes”.

En este marco, señaló que el gobernador Bordet también lo mantuvo “permanentemente informado”.

“El involucramiento que me atribuye la nota adjunta en tales sucesos no es tal”, subrayó el jefe de Estado, acompañando una nota del portal Infobae, con el título: “Alberto Fernández se involucró en silencio para lograr los desalojos”.

Al respecto, aseguró que “obviamente como Presidente de la Nación, estoy atento a todo lo que ocurre” en el país, pero remarcó que, como se trata de “un Estado federal, este tipo de conflicto son resueltos por los gobiernos provinciales”.

“Dicho esto -enfatizó-, ambos gobiernos debieron enfrentar situaciones críticas en donde se mezclaron necesidades humanas, disputas familiares y también intencionalidades políticas” y consideró -a su “juicio”- que los conflictos “se resolvieron respetando el juego de las instituciones que la República impone”.

Por ende, Fernández planteó que “la necesidad de cierta prensa de insinuar fisuras o contradicciones políticas en un momento en que la Argentina exige el máximo del esfuerzo mancomunado, en nada ayuda a la acción de gobierno”.

“La gente necesita techo y eso es un conflicto social”

En una entrevista con Radio 10, el presidente remarcó que “la propiedad privada nunca estuvo en discusión en la Argentina” y planteó la posibilidad de elaborar un proyecto para ceder tierras fiscales a familias que produzcan en forma ecológica.

“Nadie promueve tomas de tierras, pero hay una segunda parte a analizar, y es que mucha gente necesita techo y eso es un conflicto social, no penal”.

Al referirse al conflicto de la familia Etchevehere por la herencia que se plasmó en la disputa por un campo en Entre Ríos, el Presidente lo diferenció de la toma de tierras en la ciudad bonaerense de Guernica al señalar que lo del territorio entrerriano fue “claramente una disputa familiar que la justicia lo resolvió”.

En ese marco, dijo que “la idea base de Juan Grabois de buscar tierras por fuera de los conglomerados para que la gente las explote es una idea a tener en cuenta” dado que “no es una idea descabellada”.

“Es una idea para recuperar la vitalidad del campo porque la realidad hizo que, durante la historia argentina, y ahora con la producción de soja provocara más desempleo en los campos y se hacinara la gente en los centros urbanos donde no tienen lugar donde vivir”, aseveró.

Grabois es uno de los abogados de Dolores Etchevehere, que encabeza el Proyecto Artigas, que propone un “modelo agrario sostenible, libre de agrotóxicos y explotación”.

“Para nosotros no sobra nadie y hay que darle una solución a esa gente y dar el debate sobre la vivienda y el arraigo en zonas del campo con una producción ecológica de frutas y verduras”, señaló el jefe de Estado.

“Hay detrás del planteo de lo que Grabois dice hay algo para atender, el método no es ocupar campo y eso lo tiene claro también Grabois, pero en Entre Ríos había un conflicto familiar donde uno de ellos se los cedía”.

Sobre la elaboración de proyectos para que las tierras fiscales del Estado nacional y provinciales se cedan a productores de la agricultura familiar, afirmó: “Deberíamos pensar que se permita entregar esas tierras a los que verdaderamente quieran producirlas con una vocación social de volver a la producción ecológica”.

“Hay que pensar soluciones de este tipo porque permite sacar a la gente del hacinamiento y darles tierras para que produzcan, ya que también es un alimento muy demandado hoy como son los productos elaborados ecológicamente sin agrotóxico, que tiene un gran mercado y daría la posibilidad de vivir a mucha gente”, finalizó el mandatario.