En un brindis de fin de año que contó con mucha liturgia peronista en el Centro Cultural Caras y Caretas, del Suterh, el intendente de  Esteban Echeverría, Fernando Gray, asumió la presidencia del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires, en reemplazo del alcalde de Merlo, Gustavo Menéndez, en cumplimiento del acuerdo que tomaron al ganar los comicios internos con lista única, en el que el jefe comunal merlense ejercería la presidencia en los años pares, mientras que su par echeverriense lo haría en los impares.

Intendentes, concejales, legisladores, congresales y militantes se dieron cita, mientras la periodista Any Ventura conducía el evento y leía las adhesiones. Previamente, los congresales del PJ bonaerense se reunieron y dieron el quórum necesario para oficializar el cambio de autoridades. En el medio de un brindis con una copa con sidra en mano de cada uno de los asistentes –bebida servida de botellas con etiquetas con motivos peronistas- entre recuerdos de aquel mensaje de Navidad que enviara Eva Perón al pueblo en 1951, el flamante presidente del PJ Bonaerense anticipó varios ejes y desafíos que enfrentará su gestión: alcanzar la mayor unidad posible, convocar “a todos” sin distinciones, garantizar reglas claras para quienes decidan aspirar por una candidatura, marcar una clara oposición a Cambiemos, y, a corto plazo, oponerse férreamente a las intenciones del oficialismo provincial de desdoblar las elecciones en la Provincia de Buenos Aires.

“Mi principal responsabilidad es garantizar mecanismos electorales transparentes”, reconoció Gray, en el marco de todos los hombres y mujeres peronistas que quieran competir por una candidatura. “Si nos unimos somos invencibles, unámonos”, llamó. “Este es el último brindis que hacemos como PJ bonaerense en la oposición. El año que viene haremos un brindis como Gobierno”, arengó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Hubo también un reconocimiento a Menéndez, quien destacó que en su año de gestión en la presidencia del PJ bonaerense “se logró avanzar mucho en la unidad en la diversidad, como propone el Papa Francisco”.

Entre los asistentes, pudo verse a la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, y entre las adhesiones, descolló la lectura una carta de respaldo que fue escuchada con atención: la remitente era Cristina Fernández de Kirchner.

“Quiero enviarle un fuerte abrazo a cada una y a cada uno de ustedes. Hoy, Fernando Gray asume la presidencia del partido en un año que será determinante, no sólo para el futuro de los bonaerenses, sino para el conjunto del pueblo argentino”, expresó Cristina. “Sólo el trabajo conjunto y la inteligencia colectiva de nuestro espacio político, que debe ser capaz de convocar a otros, puede revertir esta verdadera tragedia que padece el pueblo argentino con el gobierno de la Alianza Cambiemos. Sin mezquindades, sin egolatría, sin peleas inconducentes y reconociendo las limitaciones de cada uno y de cada una. Con respeto, con esfuerzo, con paciencia, con convicción y construyendo un proyecto argentino para nuestra Patria, podemos no sólo imaginarnos, sino, lo que es más importante, llevar a cabo un país mejor, una sociedad mejor, en paz, con igualdad y, sobre todo, con solidaridad”, manifestó la senadora nacional.

Luego, Gray remarcó: “Estamos del lado de la gente, a los empresarios que los defienda el gobierno. Aquí no hay jerarquías, somos todos iguales, sé muy bien cuál es mi lugar, no voy a ser candidato a nada” anticipó Gray. “El PJ es el partido que va a devolver los derechos al pueblo”. Y en ese sentido, en medio de duras críticas a la gobernadora Vidal, resumió la posición que comparte el peronismo bonaerense, con los intendentes al frente: “No podemos permitir el desdoblamiento de las elecciones” y argumentó, entre otros puntos, que la Provincia gastaría “tres mil millones de pesos” en caso de hacerlo, mientras el territorio bonaerense arrastra fuertes deudas sociales.

“Esta es una nueva etapa del PJ, tenemos que trabajar entre todos”, cerró. Con vistas al año próximo, adelantó que será clave el Congreso Nacional del PJ, previsto para el 22 de febrero, mientras que, quince días antes, está la intención de realizar un congreso extraordinario del PJ Bonaerense. En ambos ámbitos, es probable que se comiencen a definir las políticas de alianzas nacionales y bonaerenses.