El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, afirmó este lunes que “la Argentina es uno de los países que va a poder tener soberanía respecto de la producción de vacunas”. Al mismo tiempo, celebró las primeras 79 repatriaciones de investigadores e investigadoras a partir del programa Raíces, tras su relanzamiento en diciembre de 2020.

Si bien el funcionario indicó que “es muy difícil poner plazos” respecto al desarrollo de la vacuna nacional, aseguró que desde el ministerio esperan “terminar los estudios clínicos este año y pasar a la fase 1, 2 y 3 para el año que viene. Y que para fin del 2022 tengamos resultados concretos, o principios del 2023 a más tardar”. En diálogo con El Destape Radio, precisó que la cartera de Ciencia está financiando cuatro líneas de investigación. Y afirmó estar convencido de que “la Argentina es uno de los países que va a poder tener soberanía respecto de la producción de vacunas, pero que no van reemplazar las extranjeras de ninguna manera”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre las ventajas del desarrollo de la vacuna nacional, Filmus explicó que aumentará la capacidad de fármacos disponibles para continuar con la campaña de vacunación, a la vez que significará “un aporte para exportar a otros países de la región”. Asimismo, el funcionario destacó la producción de barbijos y los test de Covid que “han sido aportes de la ciencia argentina y que hoy en día está sumamente difundidos e incluso de exportan”.

En otro orden, celebró el regreso de investigadores al país a partir del programa Raíces, creado en 2003, al que calificó como “muy importante”. “Entre 2015 y 2019 buena parte de nuestros científicos se fueron del país. Hoy estamos en una etapa de recuperación de los científicos y esto es muy importante porque muchos de ellos están yendo a diferentes provincias”, apuntó.

En ese marco, insistió con que “la ciencia y la tecnología en la Argentina están sumamente concentradas”, dado que “el 85% están en cuatro jurisdicciones, en la provincia de Buenos Aires, en la Ciudad, en Santa Fe y en Córdoba”. Por lo tanto, aseguró que es necesario que estos científicos retornen al país y desarrollen proyectos “en cada una de las jurisdicciones vinculados a las demandas y necesidades de nuestra gente a lo largo y ancho del país”.

También el ministro indicó que este año ingresaron 820 científicos a la carrera de investigador del Conicet, de los cuales 30 vienen del programa Raíces. “Estamos en un récord, casi 12 mil investigadores en el Conicet”, señaló Filmus y concluyó que es “es una cifra realmente importante si tenemos en cuenta que ocurre en medio de la pandemia”.