Gabriela Cerruti es la tercera diputada del bloque oficialista que presenta su renuncia a la banca en estos últimos meses. Dejará el poder legislativo para ocupar un puesto en el Ejecutivo nacional, tras los rumores que circularon la semana pasada, cuando se la ubicaba en el lugar de la nueva vocera del presidente Alberto Fernández.  

La periodista porteña no cumplirá con el mandato en la Cámara Baja que tiene hasta el 10 de diciembre de este año. Dejará por unos meses su lugar al siguiente de la lista de lo que fue el Frente para la Victoria-Unidad Ciudadana en la Ciudad de Buenos Aires en las elecciones de 2017, meses antes de que se sancionará la ley de paridad. Su reemplazo será Gustavo López, quien ahora es el vicepresidente del Enacom. El titular del partido FORJA pedirá licencia en el ente de comunicaciones que preside Claudio Ambrosini y asumirá la banca. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Luego de la salida de Juan Pablo Biondi de la Secretaría de Comunicación y Prensa de la Presidencia de la Nación, señalado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner por perjudicar la embestidura presidencial, se nombró a Juan Ross.  Desde el entorno de Cerrutti aún no se confirma qué lugar ocupará en el Gobierno. 

En el Frente de Todos ya renunciaron a su banca Facundo Moyano, en el mes de agosto, por diferencias con el Gobierno. Tomó la decisión de volver a dedicarse de lleno a su actividad sindical. También, hace unas semanas, Cristina Álvarez Rodríguez dejó su banca para pasar al gabinete bonaerense del gobernador Axel Kicillof. Por falta de sesiones, ninguna de estas renuncias pudo ser aceptada por el pleno del cuerpo legislativo, en el recinto, ni asumir los suplentes de las listas por la que obtuvieron la banca los dirigentes políticos.