El flamante secretario de Malvinas, Antártida y del Atlántico Sur, Guillermo Carmona, ratificó que “la cuestión Malvinas es prioritaria en la política exterior” argentina y “un tema central” en la relación diplomática con el Reino Unido, a quien se le sigue reclamando “la reapertura de las negociaciones” y el “diálogo” en torno a la soberanía. “La Argentina sostiene relaciones diplomáticas con el Reino Unido con la cuestión Malvinas como tema central y prioritario y, por ese motivo, tiene como objetivo la reapertura de las negociaciones por su soberanía”, enfatizó en diálogo con Télam el funcionario, cuya designación al frente del área fue oficializada este lunes, con su publicación en el Boletín Oficial.

En este sentido, indicó que la Argentina “siempre” estará “abierta al diálogo”, pero -enfatizó- “con el tema de la soberanía puesto sobre la mesa”. El secretario explicó que este pedido de diálogo respecto a la cuestión Malvinas “cuenta con el aval de Naciones Unidas, tanto de la Asamblea General como el Comité de Descolonización y la Cuarta Comisión”, con “diferentes llamados a que el Reino Unido y la República Argentina establezcan una instancia de diálogo y retomen las negociaciones sobre la cuestión de soberanía”, suspendidas tras la guerra, en 1982. Si bien la Argentina siempre estuvo dispuesta a sentarse a la mesa de diálogo, no sucedió lo mismo con Gran Bretaña, que se ha negado a cumplir con esa resolución de Naciones Unidas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Carmona, quién se desempeñaba como funcionario del Ministerio de Defensa antes de su designación, puntualizó que la posición del Gobierno nacional “siempre va a ser abierta al diálogo, pero con el tema de la soberanía puesto sobre la mesa”. Al respecto, remarcó que esa posición la Argentina la lleva “tanto al diálogo bilateral con el Reino Unido en el marco de las relaciones diplomáticas, como a los ámbitos multilaterales, marcando la cuestión Malvinas como prioritaria de la política exterior nacional”.

El titular de la secretaría de Malvinas, que depende de la Cancillería, destacó al Gobierno del presidente Alberto Fernández por haber “reposicionado la reivindicación de soberanía y haber puesto en un lugar central a la política de Estado”, tal como marca la Constitución Nacional, que ratifica la soberanía sobre las islas Malvinas, las Georgias y las islas Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Carmona, en ese camino, puntualizó que, “además, se sostiene como un objetivo permanente irrenunciable la recuperación del ejercicio de soberanía” con lo cual “el reposicionamiento de la cuestión Malvinas en todos los foros internacionales, en todos los países donde la Argentina tiene representación diplomática, resulta fundamental para lograr ese objetivo”.