El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibió este martes a las autoridades locales de Amnistía Internacional para intercambiar opiniones sobre las supuestas violaciones a los derechos humanos sucedidas en ocasión del aislamiento por los contagios de coronavirus en la provincia de Formosa.

Fuentes oficiales señalaron que el encuentro se realizó en el marco de la política sobre este tema de “hablar con todos”, iniciada con el viaje del secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, a Formosa la semana pasada.

Las fuentes caracterizaron al encuentro como “cordial” y aseguraron que hubo “coincidencias” en la necesidad de profundizar el diálogo entre todos los actores involucrados. En ese sentido, apuntaron no sólo al caso formoseño sino que ampliaron esa mirada hacia cualquier situación de vulneración de los derechos humanos en el marco de la pandemia.

Cafiero compartió con sus visitantes los resultados preliminares del informe que realizó la Secretaría de Derechos Humanos a partir del periplo de su titular a la provincia norteña. Amnistía, en tanto, agregó información propia, transmitió su posición sobre las denuncias y los testimonios documentados recabados en ese distrito e insistió sobre la necesidad de garantizar los derechos de las personas y de que el Estado nacional siga monitoreando la situación de cerca para asegurar que las medidas implementadas respeten los derechos humanos.

En representación del gobierno estuvieron, además de Cafiero, el secretario Pietragalla y la subsecretaria de Protección y Enlace Internacional de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Andrea Pochak. Por parte de la ONG participaron Mariela Belski, su directora ejecutiva, y Paola García Rey, directora adjunta.