La ministra de Seguridad, Sabina Frederic habló nuevamente del “egocentrismo” de su par bonaerense, Sergio Berni y le dijo que salga “la dimensión escandalosa” porque “parece una telenovela”.

Aclaró que no se trata de un problema con ella sino que es de otro orden. “Acá hay una cuestión que no tiene que ver con el Gobierno y el desarrollo de un proyecto, sino con funcionarios que tienen un egocentrismo que no le permite ver la institucionalidad”, sostuvo la funcionaria nacional.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En declaraciones a Radio 10, remarcó que lo más importante fue todo el esfuerzo social y estatal para ubicar a la niña M y el resultado. Dijo que lo demás es “absolutamente secundario y marginal”.

En referencia a Berni, opinó, “no creo que sea un problema sólo conmigo. Es un problema mayúsculo. No me involucró directamente a mí, esta vez se peleó con el secretario de Seguridad (Eduardo Villalba). No es un problema conmigo, es de otro orden”. Sobre su continuidad, afirmó, “hay una decisión del gobernador (Axel Kicillof) de tenerlo como ministro y con esas diferencias nosotros trabajamos”.

En un segmento de la entrevista, la ministra fue consultada acerca de la opinión de Alberto Fernández sobre esta situación. “El Presidente sabe cómo avanzar aún con estas tensiones”, añadió Frederic, y subrayó que el caso de la niña raptada “no se resolvió por una vía policial: fue una vecina”.

“Los funcionarios estamos para garantizar el funcionamiento de las instituciones para resolverle los problemas a la gente: lo otro, es egocentrismo. Sobre todo, no siendo funcionarios electos”, indicó.

Sobre sus cruces con Berni y consideró que “hay que correr la dimensión escandalosa, parece una telenovela”, aunque aclaró que “a pesar de eso hay coordinación y trabajo conjunto” entre Nación y Provincia.

Finalmente, Frederic deslizó que “hay muchos otros (episodios) que no se conocen”, en alusión al enfrentamiento físico que hubo entre Berni y Villalba en Luján días atrás en el marco del operativo para detener al hombre que había raptado a M en el barrio porteño de Villa Lugano el lunes.