Tras varios intentos fallidos de lograr un encuentro, finalmente el presidente Mauricio Macri y su par de Bolivia, Evo Morales, se reunieron este lunes en Buenos Aires. La agenda de temas bilaterales abarcó acuerdos de salud, la provisión de gas, la entrega de aviones militares, el Mundial de 2030, la crisis política de Venezuela y la imposición de mayores controles en las fronteras.

La reunión de Macri y Morales se realizó en la quinta de Olivos y luego los presidentes se trasladaron a la base aérea de El Palomar para que el mandatario de Bolivia vea el avión Pampa de FADEA que la Argentina entregará a su país como parte de un acuerdo de provisión de gas. Ambos mandatarios también analizaron la posibilidad de sumar a Bolivia a la organización del Mundial de fútbol de 2030, que la Argentina pretende realizar junto con Uruguay, Paraguay y Chile.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Estuvimos hablando del contrato de gas y del avión Pampa con el que esperamos equipar a la Fuerza Aérea de su país”, dijo Macri en el Salón Blanco de la Casa Rosada, luego de volver de la Base Aérea de Palomar, donde revisaron los aviones Pampa III.

En un extenso comunicado conjunto, los gobiernos de ambos países destacaron la profundización de la integración energética y en materia de salud, entre otros aspectos.

En el caso del gas, enfatizaron la importancia del  Memorando de Entendimiento suscripto el 14 de febrero pasado que incluye – entre sus iniciativas más importantes – la posibilidad de que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) comercialice directamente gas natural en Argentina, “bajo ciertas condiciones”; el aliento a eventuales inversiones bolivianas “en campos petrolíferos argentinos”, así como el desarrollo de proyectos para que YPFB participe del abastecimiento a futuras plantas de licuefacción destinadas a la exportación de Gas Natural Licuado (GNL) desde territorio argentino.

También se contempla la promoción de los intercambios de gas y de energía eléctrica, y la futura provisión de petróleo y/o combustibles terminados de Argentina a Bolivia; así como la cooperación científica y tecnológica en materia de biocombustibles.

Y además se resaltaron los resultados del Memorando de Entendimiento para el Intercambio de Energía Eléctrica suscripto entre el 16 de junio de 2015, que estableció las bases para la Primera Etapa de vinculación eléctrica entre ambos países, a partir de la interconexión entre las localidades de Yaguacua (Bolivia) y Tartagal (Argentina), con posibilidades de avanzar en una Segunda Etapa, actualmente en evaluación.

Otro de los principales ítems que marcó el comunicado, se refirió a los acuerdos de “reciprocidad” en materia de salud, tema que meses atrás fuera objeto de polémicas, sobre todo a raíz de declaraciones del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, acerca de la atención que recibían los argentinos en Bolivia cuando tenían un problema de salud.

Al respecto, en el comunicado se manifestó: “El Presidente Macri valoró la entrada en vigencia de la nueva Ley del Sistema Único de Salud en Bolivia y los avances en la cobertura de las emergencias médicas de los ciudadanos argentinos en su territorio, en reciprocidad con la cobertura que tradicionalmente reciben en idénticos casos los ciudadanos bolivianos en territorio argentino”.

En este línea, “los Presidentes saludaron los avances de sus equipos técnicos dirigidos a concluir la negociación del Acuerdo de Cooperación en Materia de Salud, inspirado en los principios de equidad y reciprocidad  para la atención sanitaria en favor de sus connacionales.”

Además, los mandatario reconocieron la importancia del “Plan de Hospitales para Bolivia”, lanzado en septiembre de 2015, y la consecuente demanda de equipamiento e instrumental médico que  conlleva. En ese marco, “acordaron que las autoridades de ambos países llevarán adelante conversaciones destinadas a facilitar la participación del sector privado argentino en las licitaciones de equipamiento médico hospitalario, conforme la legislación sectorial vigente de Bolivia”.