Este jueves las autoridades políticas definirán si se retoma a una fase más restrictiva de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires ante el aumento de los casos en Ciudad y Provincia, donde este miércoles cada una superó los mil contagios.

El ministro de Salud, Ginés González García, sostuvo que «es deseable» volver a la Fase 1 del aislamiento social y obligatorio, por el crecimiento en la cantidad de contagios y la evolución de la ocupación de las camas de terapia intensiva, aunque advirtió que «hay que ver hasta dónde pedimos sacrificios a la gente, porque también necesitamos que haya cumplimiento».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En diálogo con el canal América y con Radio Mitre, el ministro confirmó que el jueves se reunirán nuevamente con el presidente Alberto Fernández; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Los tres mandatarios acordaron «endurecer las medidas de aislamiento» si se mantiene la tendencia en el incremento de casos.

“Depende de nosotros como hagamos una cuestión de compromiso, de volver a tener los niveles de aceptación del principio con la cuarentena. Creo que hicimos un gran esfuerzo, un gran compromiso de la gente. Hay que buscar persuadir para volver a ese compromiso y hacer un esfuerzo más. No creo que esto sea eterno. Hay que hacer un stop para frenar. Podría ser útil para parar un poquito porque hay mucha circulación”, manifestó Ginés en diálogo con Marcelo Longobardi.

Sobre la ocupación de camas en terapia intensiva, el ministro dijo que «hay 11.500» plazas y actualmente en todo el país «tenemos un 50% de camas ocupadas», mientras que precisó que, en la región metropolitana, esa cifra asciende al 65%, aunque «hay establecimientos que están en 80% y otros en 40%».

«El problema es la evolución; no hay un tema crítico de camas excedentes pero el ritmo evolutivo podría hacer que, en un tiempo no demasiado largo, podamos tener un problema», advirtió el ministro.

Explicó, en ese sentido, que «tenemos 390 personas internadas en terapia intensiva, pero el ritmo evolutivo puede acelerarse mucho», al tiempo que aseveró que, debido al aislamiento, también hay menos casos de enfermedades respiratorias, cirugías programadas y accidentes de tránsito.

En ese sentido, el ministro consideró que hay que salir “más intensamente a buscar a los enfermos que son los que transmiten” pero indicó que “el problema no es sólo sanitario”. “La parte sanitaria de la búsqueda es relativamente simple. Lo que sucede después es que la logística de relocalización, de aislamiento, de control de los contactos que son muchos en lugares de una enorme presión demográfica porque viven muchos. En la Villa 31 me quedé sorprendido porque había que hacer una cuantía de gente que inclusive al distrito con mayor cantidad de recursos, con mayor cantidad de hoteles vacíos y que tiene un montón de lugares de aislamiento le costó y recién ahora está logrando la ciudad relocalizar”, contó.

Por otro lado, consultado si considera la posibilidad de volver a Fase 1 del aislamiento en AMBA, González García sostuvo que «es deseable», y afirmó: «Evidentemente tenemos que tomar alguna medida; ya mejoramos los primeros números y estamos muy por debajo de lo que era la posibilidad, pero estamos creciendo y tenemos que buscar cómo pararlo».

El ministro sostuvo que ve «muy bien la salida de los chicos», sin embargo, respecto del permiso para los ‘runners’ dijo que «el problema no es tanto que salgan sino la idea de que se volvió a la normalidad».

«Mucha gente entendió, cuando vio la muchedumbre corriendo, que habíamos vuelto a la normalidad, y empezó a comportarse de esa manera», concluyó González García.