Con su equipo de trabajo completo para despejar dudas en torno a los rumores de internas en su gabinete, el ministro Ginés González García expuso ante la Comisión de Salud de Diputados que preside el oficialista Pablo Yedlin. Fue la primera actividad oficial de la Cámara Baja en el periodo de sesiones extraordinarias.

Desde la sede del Ministerio de Salud, González García brindó un informe de manera remota sobre el plan de vacunación contra el Covid 19. Lo escucharon 90 diputados de todos los espacios políticos.  El ministro recibió unas 160 preguntas por parte de Juntos por el Cambio, algunas fueron respondidas en las más de 2 horas de reunión. El resto de las respuestas serán enviadas por escrito.  El Interbloque Federal hizo hincapié en las terapias de plasma de convalecientes para personas mayores y los costos del suero hiperinmune. El espacio de Unidad Federal para el Desarrollo se centró en el tema del trasporte de las vacunas desde el origen hasta la Argentina. Y en el Frente de Todos hubo un diputado que pidió que los voluntarios de organizaciones sociales que trabajan en barrios vulnerables sean prioridad para vacunarse.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante su exposición, Ginés se refirió a la publicación de la revista científica “The Lancent” sobre la efectividad de la Vacuna Sputnik V. Y apuntó contra la oposición sobre el uso de la incertidumbre para difundir falsas noticias.

“Lamentablemente muchos suelen transformar la incertidumbre en malas noticias y eso a veces complica. Ninguna vacuna se aprueba por lo que sale en una revista, las vacunas se aprueban por documentación sistematizada. Tenemos el orgullo de tener una agencia como la ANMAT, respetada en todo el mundo, de manera tal que nosotros teníamos absoluta tranquilidad sobre la vacuna”, manifestó el funcionario.

En ese sentido, en una clara alusión a la referente política de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, señaló: “Hay un sistema de falsas noticias que erosiona permanentemente la confianza pública. Y sobre todo las verdades y evidencias que lo someten a uno a cosas tan duras como que lo acusan de asesino o de envenenar de los argentinos. Es una cosa descabellada pero genera quiebres en el ánimo colectivo”.

El ministro además disparó contra Pfizer por no aceptar la ley sancionada por el Congreso Nacional respecto a los contratos celebrados por el Estado Nacional con los laboratorios. “Pfizer se portó muy mal con nosotros. La verdad que no tuvo ninguna correspondencia con la actitud que tuvimos. Primero de hacer el ensayo clínico; la máxima apertura, el presidente involucrado; y la ley específica para adecuarnos a todas las exigencias, que no son solo de Pfizer, pero Pfizer es el que más duramente las hace”, subrayó.

Luego explicó que “el 1 de septiembre establecimos los términos de contrato de compra” y “el 4 de septiembre empezamos a conversar sobre los compromisos de entrega. Lo más seductor de todo es que nos hablaban del último trimestre del año pasado”. Ginés  contó que cuando se envió la nota para firmar el acuerdo, Pfizer “objetó la Ley 27.573 respecto de la ejecución de la indemnidad y no querían que esté el término negligencia”. 

“He tenido una gran desilusión. Alguna vez dije que parecía que exigían tanto porque no tenían seguridad en su vacuna. Otras veces dije que no podían, después de haber una ley, decir que quieren más cosas. No sé si no es que no tienen las vacunas suficientes, como ha pasado en todas partes del mundo que no han cumplido. O si existe otra razón”, sostuvo el funcionario. “Hasta la semana pasada teníamos intención, la tuvimos siempre. Queríamos adecuarnos a cualquier condición, pero a cualquiera que no significara resignar la soberanía y mucho menos cambiar las leyes. Pero la intolerancia fue tremenda”, agregó.

El titular de la cartera sanitaria informó que ya fueron compradas 30 millones de dosis de diferentes laboratorios, más los 20 millones de la Sputnik V. En cuanto a la vacuna de AstraZeneca dijo que hay pactadas 22.4 millones de dosis. “Prácticamente vamos a tener a todos los argentinos vacunados”, afirmó.

González García precisó que Argentina recibirá “la suma total de 62 millones de dosis. Si sacamos los 15 millones de argentinos que tienen menos de 18 años, casi tenemos cubierta la población”. Y remarcó que la adquisición de vacunas es “una guerra fría insolidaria de apropiación de los países” y que “para lo que nos pueda faltar estamos en varias negociaciones”.