“Massot en Bahía Blanca significa Poder Real e Impunidad”, dijo la agrupación HIJOS de Bahía Blanca en un comunicado en el que criticaron la propuesta de reonciliación que el jefe del bloque de diputados del PRO, Nicolás Massot, realizó en declaraciones al diario Clarín. Los hijos e hijas de desaparecidos de la localidad de la que el legislador macrista es oriundo, repudiaron “los dichos del integrante del gobierno negacionista de Cambiemos”, y lo marcaron como un episodio de confrontación hacia el proceso de Memoria, Verdad y Justicia: “Cuando decimos que gobiernan los civiles de la dictadura que no alcanzamos a juzgar, nos referimos a este tipo de expresiones y todas las acciones en contra de las políticas de DDHH”, afirmaron.

“Ha salido abiertamente a hablar de reconciliación con los genocidas, en clara y abierta confrontación hacia quienes llevamos adelante los procesos de Memoria, Verdad y Justicia y hacia todo el pueblo argentino que ha dado cabales muestras que no tolera la impunidad y que podemos decir que hemos sido orgullo en el mundo en el juzgamiento de genocidas y la lucha contra la impunidad”, criticó HIJOS.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el comunicado la agrupación recordó que Massot es un apellido que no pasa desapercibido en la ciudad del sur bonaerense: “Toda la familia fue parte activa, junto con la iglesia y el Poder Judicial, de los civiles que promovieron, arengaron y se beneficiaron de la dictadura genocida. Son los dueños del pasquín manchado con sangre la nueva provincia, imputados como tal, por delitos de Lesa Humanidad”.

También podés leer: “Si piden reconciliación es porque asumen que son culpables”

En ese camino, recordaron los asesinatos de los obreros gráficos del diario La Nueva Provincia (hoy La Nueva, propiedad del tío del legislador, Vicente Massot) que caracterizaron como “antidemocrático y golpista” y de los más de 35 casos por los que se imputó al medio la participación y la acción psicológica a favor de la dictadura.

“Desde esa familia, se valen de una democracia que siempre denostaron para arengarse impunidad sobre ellos mismos y sus pares civiles”, dijeron.

“El comparar y querer hacer creer que se pueda imitar un proceso como el de Sudáfrica, es una canallada, que es el doble de significativa porque no dudamos que el integrante más joven del clan Massot, tiene la suficiente instrucción para saber que eso es inviable de todo punto de vista”, agregaron. Y concluyeron: “Argentina fue un ejemplo mundial en materia de juzgamiento a los propios genocidas, algo que sin dudas Sudáfrica hubiese deseado poder conseguir”.