Se presentó este martes en la HCDN la nueva Ley de Respuesta Integral al VIH, Hepatitis virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Por primera vez en 8 años hay un apoyo conjunto e intersectorial, no solamente de los distintos bloques firmantes, sino que además, estuvo presente el apoyo del Poder Ejecutivo a través de distintos organismos del estado como el Ministerio de Salud, el de Mujeres, Géneros y Diversidades, el INADI y la ANSES. También fue fuertemente apoyado por las Naciones Unidas representado por Alberto Stella, director de ONUSIDA para Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile.

El proyecto, fruto del trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, fue presentado por la entrerriana Carolina Gaillard y acompañado por más de 50 diputados y diputadas de todos los bloques políticos. Daniel Gollan, Maximiliano Ferraro, Myriam Bregman, Cecilia Moreau y Romina del Pla encabezaron el acto juno a Gaillard en la presentación de la iniciativa.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Hoy volvemos a presentar un proyecto de ley que es el fruto del trabajo de las organizaciones de la sociedad civil, para dar respuesta integral al tratamiento de VIH, hepatitis virales, tuberculosis y enfermedades de transmisión sexual. Esta iniciativa contempla un abordaje integral, interseccional e intersectorial, que no se limita a la salud, sino que también prevé la protección social a las personas que padecen estas patologías, trabajando para erradicar el estigma y la discriminación, y garantizando derechos para esta población que ha sido vulnerada por años» explicó Gaillard al inicio de la actividad.

«Es una ley con mirada interdisciplinaria, con enfoque de derechos y perspectiva de género, que tiene la fuerza del amplio consenso de todas las fuerzas políticas de la Cámara de Diputados. La cuarta es la vencida, después de frustrados intentos de tratamiento«, resaltó Gaillard, que junto a las organizaciones y legisladores presentes, pidió la sanción urgente e inmediata de la ley.

Daniel Gollán, firmante del proyecto, destacó que “esta ley da una respuesta integral, interdisciplinaria e interseccional. Además, por la atención a personas gestantes, el proyecto tiene perspectiva de género. Ni bien estén conformadas las comisiones de salud y presupuesto, nos comprometemos a tratar y aprobar este proyecto. Que sea ley en abril”.

El acto comenzó con la lectura de un documento por parte de 14 organizaciones que representaron a las más de 200 instituciones que adhirieron al pedido de una reunión plenaria de comisiones para dictaminar. Muchas de ellas forman parte del Frente Nacional por la Salud de las Personas que viven con VIH y Hepatitis. Entre las distintas adhesiones figuran partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, sociedades científicas, clubes, sindicatos, empresas. 

El Representante Regional de ONUSIDA mencionó que “este proyecto podría volver a poner a la Argentina a la vanguardia del compromiso con la universalidad de los derechos humanos. Estamos ansiosos por salir a mostrarle al mundo que una ley de estas características es posible”. 

Por su parte, Matías Muñoz, Presidente de la Asociación Ciclo Positivo, exclamó que no hay nada que esperar, ya se debatió lo suficiente, nos costó muchas vidas de amigos y compañeros que quedaron en el camino de esta lucha. Cada día que pasa que este proyecto no es ley, mueren 13 personas por causas relacionadas al sida o a las hepatitis virales. No hay más tiempo, tiene que convertirse en ley. 

Victoria Donda, presidenta del INADI, afirmó que “el proyecto salva vidas, no podemos esperar más. Trece personas por día mueren por causas evitables relacionadas con estas enfermedades en nuestro país. En esta sociedad hay un pueblo que hace avanzar este proyecto. Desde INADI vamos a apoyarlo para que sea una realidad”.

Qué dice el proyecto

La nueva ley de VIH establece el acceso universal y gratuito al tratamiento, garantizado por el sistema de salud público, las obras sociales y la salud privada. En este sentido, toda prueba deberá ser voluntaria, gratuita, confidencial y universal.

Además, el proyecto promueve la creación de un régimen de jubilación especial, de carácter excepcional para quienes transiten las enfermedades de VIH y hepatitis B o C, así como una pensión no contributiva de carácter vitalicio, para quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

De este modo, quienes acrediten al menos diez años desde el diagnóstico de la enfermedad y veinte años de aportes jubilatorios, pueden solicitar la jubilación a partir de los cincuenta años de edad.

El proyecto también promueve la capacitación, la investigación, la difusión de campañas masivas, y la conformación de una Comisión Nacional de VIH, Hepatitis Virales, otras ITS y Tuberculosis, integrada de forma interministerial e intersectorial por representantes de los organismos estatales, sociedades científicas, organizaciones de la sociedad civil con trabajo en VIH, hepatitis virales, otras ITS y tuberculosis, cuya integración debe ser determinada por vía reglamentaria garantizando representación federal y de géneros; y un Observatorio Nacional sobre Estigma y Discriminación, con el fin de visibilizar, documentar, disuadir y erradicar las vulneraciones a los derechos humanos de las personas afectadas.

Proyecto de Ley completo

En la presentación que se realizó en Diputados participaron representantes del Ministerio de Salud de la Nación, representantes de ANSES, diputados y diputadas firmantes, miembros de la Fundación Grupo Efecto Positivo (FGEP), de la Red Argentina de Jóvenes y Adolescentes Positivxs (RAJAP), de la Red Bonaerense de Personas con VIH, de la Asociación Ciclo Positivo, de ICW Argentina, de la Fundación HCV Sin Fronteras, de Act Up Argentina, de la Red de Adultxs Positivxs +30, de la Secretaría de VIH de la Federación Argentina LGBT, de Bs As 3D, de Aids Health Foundation (AHF), y de Nexo Asociación Civil, entre otras.