El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, participó de la reunión informativa que realizó de manera virtual la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados para conocer de cerca de las tareas de atención social que viene haciendo el gobierno nacional en el marco de la pandemia por el coronavirus. Arroyo brindó un extenso informe en el que explicó los tres objetivos que se propuso el ministerio para atender las cuestiones sociales. “Planteamos políticas para sostener el ingreso, refuerzo del sistema alimentario y lograr el menor movimiento posible en los barrios”.

En cuanto al primer punto, el funcionario explicó a los legisladores, que seguían con atención sus palabras desde las pantallas de sus hogares, que se generaron mecanismos de ingresos a las familias que vienen perdiendo poder adquisitivo porque en este contexto no hay posibilidad de hacer changas. Se otorgó un bono adicional para jubilados, también para quienes reciben la Asignación Universal por Hijo y para personas que tienen planes sociales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También podés leer: Cuándo y cómo comenzará el pago del Ingreso Familiar de Emergencia

Además informó que se estableció un mecanismo para las 8 millones de personas que tomaron créditos en el ANSES para que durante el mes de abril y mayo no se paguen las cuotas de los mismos. “La quinta política en términos de ingresos tiene que ver con el Ingreso Familiar de Emergencia, un mecanismo que apunta a atender la problemática del sector informal, con un ingreso de 10.000 pesos por familia. Establecimos un criterio en este punto que es tomar a los monotributistas categoría A, B y monotributo social. Hasta el último dato que tenía se anotaron más de 10 millones de personas y la inscripción está abierta hasta este viernes. Se van a cruzar los datos porque es un ingreso por familia”, indicó Arroyo.

Asimismo, adelantó que “el viernes comenzarán a cobrar los 10.000 pesos las personas que tienen la AUH”. En tanto a la política de refuerzo de la asistencia alimentaria, el funcionario señaló que “establecimos un mecanismo para ir pasando del modelo de comedores o merenderos a un sistema de viandas o módulos alimentarios. En este contexto creció la demanda alimentaria, pasamos de 8 millones de personas antes de la pandemia a 11 millones de personas. En este plano hicimos un refuerzo adicional, desde que se decretó la cuarentena, de 4 mil millones de pesos”.

Por otro lado, el ministro indicó que a las 400.000 personas que todavía no recibieron la Tarjeta Alimentaria -sobre un total de 1.500.000- se les cargará el monto en la AUH a partir del 8 de abril. Finalmente, Arroyo marcó la necesidad de lograr menor movimiento posible en los barrios, en el marco del aislamiento social obligatorio y detalló, como medida adicional, la puesta en marcha de comités de emergencia locales con la participación de distintos sectores.

Al finalizar la exposición del ministro, los diputados que componen la comisión tuvieron tres minutos para formular preguntas. Arroyo se comprometió a enviar un informe detallado a los legisladores sobre cómo se está trabajando en cada provincia, sobre todo con la tarjeta alimentaria.

La experiencia de videoconferencias en comisiones en la Cámara Baja se inauguró el lunes pasado con la Comisión de Educación de la que formó parte el ministro del área Nicolás Trotta.