Reunidos en el club Independiente de Lobos, cerca de medio centenar de jefes comunales de varias de las principales vertientes del peronismo bonaerense anunciaron la creación de una mesa de trabajo conjunta integrada por alcaldes justicialistas de cada una de las secciones electorales, quienes junto a los legisladores peronistas negociarán el Presupuesto Provincial 2017 que trata de aprobar el gobierno encabezado por María Eugenia Vidal.

En el paso más concreto que dieron hasta el momento hacia la unidad, los intendentes reclamaron que no haya endeudamiento para gastos corrientes, crecimiento de la coparticipación directa para los municipios y mayor inversión de los recursos en seguridad, educación, salud y obra pública.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Hoy hemos conformado una verdadera mesa horizontal de trabajo donde vamos a estar representados todos los intendentes. Queremos y estamos construyendo un peronismo amplio, no queremos que nadie se quede afuera del peronismo”, anunció la presidenta de la Federación Argentina de Municipios e intendenta de La Matanza Verónica Magario. 

La reunión se efectuó, además, un día después del encuentro que mantuvieron, con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, el presidente del PJ Bonaerense Fernando Espinoza -que también estuvo en Lobos-, la presidenta de la FAM e intendenta de La Matanza Verónica Magario, sus pares Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Francisco Durañona (San Antonio de Areco), junto al titular del bloque PJ-FpV Héctor Recalde, para tratar el presupuesto nacional 2017.

Por su parte, el intendente de San Martín y uno de los líderes del llamado Grupo Esmeralda, Gabriel Katopodis, señaló: “Los intendentes tenemos cada vez más responsabilidades y por eso reclamamos que crezca la coparticipación directa a los municipios. Necesitamos que no haya endeudamiento para gastos corrientes, y que los recursos se inviertan en seguridad, educación, salud y obra pública”. 

Se decidió que la mesa de trabajo esté integrada por cuatro intendentes por la Primera Sección Electoral, cuatro por la Tercera y dos por cada una de las secciones restantes. Uno de los datos políticos sobresalientes es que en estas dos populosas secciones electorales negociarán juntos el presupuesto intendentes que por ahora tienen posicionamientos internos diferenciados dentro del peronismo. Por ejemplo, en la Primera, Katopodis, referente del Grupo Esmeralda, trabajará junto a dos integrantes del Espacio Peronista Fénix, como Gustavo Menéndez (Merlo) y Ariel Sujarchuck (Escobar), sumados al jefe comunal de Ituzaingó, Alberto Descalzo. 

En la Tercera, el otro líder del Grupo Esmeralda, Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), trabajará junto a la referente de los intendentes Fénix, Verónica Magario, sumados al jefe comunal kirchnerista Jorge Ferraresi (Avellaneda) y al ex presidente de la FAM, Julio Pereyra (Florencio Varela). También tuvieron presencia y representación en Lobos intendentes del llamado grupo Establo, del interior bonaerense. Así, renovadores, kirchneristas y aquellos alineados al peronismo tradicional negociarán juntos el presupuesto.

Unidad: avance y cautela

“En la reunión planteamos la unidad frente a cualquier circunstancia, primero en la concepción y luego en la acción”, enfatizó a Tiempo el intendente de Merlo Gustavo Menéndez, quien también impulsa el llamado Pacto de San Antonio de Padua. “No hay límites a la hora de abrir los brazos respecto a los compañeros que se han ido a otros espacios”, destacó Menéndez. “La idea es que todos los que provenimos del campo popular tengamos la posibilidad de confluir en una gran corriente de pensamiento que, veremos si tiene su correlato electoral o no, pero que es absolutamente necesaria para nosotros empezar a transitar ese camino”, reconoció. 

“En esta convocatoria todos los sectores, todos del intendentes del peronismo, del Frente para la Victoria, marcamos la agenda que necesita la gente: defensa del trabajo, ponerle un freno al avance del neoliberalismo con respecto a la pérdida de los derechos y estar al lado de los más vulnerables”, remarcó a Tiempo Jorge Ferraresi, intendente de Avellaneda. “Creo que a partir de acá se empieza a consolidar una construcción del Frente para la Victoria con el peronismo y la necesidad de juntar a estas nuevas mayorías”, señaló. El jefe comunal, presente en la reunión con Monzó el día anterior, aportó detalles sobre ese encuentro: “Con respecto al presupuesto nacional estuvimos viendo algunas cosas, reclamando algunas cuestiones que tienen que ver con fondos que no sean discrecionales, sino que sean afectados directamente a los municipios por transferencias automáticas”, indicó.

Martín Insaurralde, por su parte, aseguró que el objetivo de la cumbre de Lobos “no es consagrar un candidato, si no empezar a construir una propuesta superadora”. Magario, coincidió: “Los que gobernamos no estamos haciendo especulación con las posibles candidaturas para el año que viene” enfatizó. “Nos preocupa la situación social de todos los distritos de la provincia, la pérdida de empleos, la caída de los salarios de los trabajadores por causa de la inflación y el flagelo de la inseguridad que nos golpea todos los días especialmente en el Conurbano”, resumió la presidenta de la FAM.

Esta mesa de trabajo tiene previsto comenzar a entablar negociaciones con Cambiemos en Provincia a partir de la semana próxima, a patir de un intenso estudio de la “letra chica” del Presupuesto. La idea sería, además, replicar este esquema de trabajo en el ámbito nacional.