Luego del simulacro que realizaron el Correo, la Dirección Nacional Electoral y la empresa Smartmatic para hacer un ejercicio total del nuevo sistema de transmisión de datos del escrutinio provisorio para las PASO del 11 de agosto, el gobierno lo calificó como “exitoso”. Sin embargo, el histórico apoderado del Partido Juscialista, Jorge Landau, se presentó jueves ante la Cámara Nacional Electoral (CNE) para tomar una serie de medidas ante las fallas e inconsistencia del nuevo mecanismo, que fue originalmente licitado por el Correo para acelerar el conteo de votos del provisorio que corre por cuenta del gobierno y no tiene validez legal, pero sí un alto impacto político. A la salida de la presentación que hizo ante la instancia de apelaciones del fuero electoral, Landou dialogó con Tiempo y explicó el alcance de las medidas que solicitó. Lo hizo luego de descubrir que cada telegrama que es escaneado desde cada escuela sale en un formato pero es transformado en otro por la empresa Smartmatic. Para evitar mayores fallas, solicitó que los fiscales puedan tomar imágenes propias de los telegramas dentro de una serie de planteos que, si no son tenidos en cuenta por los camaristas, podrían llegar a manos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación cuando sólo faltan dos semanas para las primarias.

El gobierno dijo que fue un simulacro “exitoso”. ¿Por qué usted sostiene lo contrario ante la Cámara Nacional Electoral?

-Las pruebas que se hicieron (en una de las escuelas pudimos asistir nosotros) no fueron satisfactorias en absoluto. Estamos hablando de 13 mil escuelas en todo el país con conectividad remota. Sólo pudimos verificar el sistema en 30. Es decir que no fue ni siquiera el 1%. Fue una cifra muy poco significativa y realmente no se puede creer. De todos modos la información que hay nosotros no la podemos certificar. El gobierno dijo que le salió fenómeno pero nosotros no lo podemos certificar ni ver. Por eso le pedimos otra vez a la Cámara que intervenga antes de que sea demasiado tarde. De ese universo sólo pudimos ver 30 sobre 13 mil y no las pudimos elegir nosotros sino que fuimos a donde nos mandaron y también estuvimos en el Correo. Entendimos distintas cosas que se han plasmado en una comisión de informáticos. Los 30 establecimientos fueron en todo el país, a razón de una por provincia, cuatro en la provincia de Buenos Aires y tres en la CABA. En total sólo pudimos auditar 31 y de ahí salen una serie de medidas que hemos presentado esta mañana ante la CNE que tienen una intención muy concreta: resguardar la actividad de nuestros fiscales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

...

-¿Qué solicitaron?

-Pedimos en primer lugar que (a los fiscales) se les permita que estén en el aula desde donde se va a transmitir la información para poder sacar la foto de la pantalla de los telegramas que se envíen. Después que puedan estar en el Correo, en el lugar donde se recibe el flujo de la información de las 13 mil escuelas porque las imágenes de los telegramas se reciben en un idioma que se llama TIFF, porque a partir de ese momento se le transfiere a Smartmatic que lo transforma en formato PDF. Sobre ese flujo queremos tener el control de la información que ellos reciben para poder cotejar la información del Tiff con la información que ellos van a proyectar a partir de las 9 de la noche.

-¿Esto quiere decir que el telegrama sale en un formato y la empresa lo transforma en otro?

-Así es y gracias a dios que nos dimos cuenta de eso. Además pedimos que nos den un recibo de las mesas que se mandan porque una cosa es fotografiar el telegrama pero capaz que se comieron mandar alguna mesa.

-Además de las 13 mil escuelas ¿cómo funcionan las demás?

-Las otras escuelas funcionan como siempre, pero tampoco nos lo informaron oficialmente. En ellas funciona el sistema clásico de siempre: el telegrama sale de la escuela con el bolsín de siempre, va al correo y de ahí se transmite, pero insisto: no tenemos la cifra oficial y tampoco sabemos si son 13 mil. Esperamos que nos lo informen lo más pronto posible, pero no lo sabemos.

-¿Si la Cámara no hace lugar a los planteos, qué otras posibilidades manejan?

-Si no tenemos una respuesta que escuche nuestros planteos iremos a la Corte, pero lo que pasa es que no hay mucho tiempo porque las elecciones son dentro de 20 días.

-La Cámara también había planteado que Smartmatic entregue el código fuente de la transmisión de los datos antes de la elección. ¿Cumplió?

-Lo había resuelto para que Smartmatic lo hiciera 30 días antes de la elección. Tendrían que haberlo hecho el 11 de julio y no lo van a entregar. Encima (el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior) Adrián Pérez dijo el sábado que lo tienen en elaboración y que no lo van a entregar. Tampoco habrá tiempo para revisarlo. Los 30 días no son capricho de la Cámara sino un tiempo para poder revisar todo, pero nos van corriendo el arco o nos van achicando el arco cuando llega el momento de patear un penal. 

-Este incumplimiento de la disposición de la CNE ¿en qué puede derivar?

-En un país serio se cumple la Constitución, que dice que toda la legislación en materia electoral tiene que hacerse por ley de la nación y la constitución le exige una mayoría especial para defender la voluntad popular y que no esté expuesto a una situación de mayoría momentánea. Son reglas que resguardan la voluntad popular. Los temas electorales requieren hacerse en años no electorales para sustraerlo de la pasión momentánea y de la conveniencia de unos y otros. Requieren hacerse por ley, ni la Constitución permite hacerlo por DNU y mucho menos por  decreto simple. Acá no se hace ni por ley, ni por mayoría especial, ni por DNU, es una resolución del Poder Ejecutivo que no tiene ningún respaldo legal. Si la Cámara no nos ayuda en estas prevenciones, ¿a quién te vas a ir quejar? No tenemos forma de protegernos, quizás debamos movilizarnos.

-Ante esta situación ¿analizan pedir veedores internacionales?

-Vienen igual. Hay una misión de la OEA y en este caso van a venir también. A mí mismo me ha tocado, son generalmente de mucho prestigio, son presidentes de tribunales, pero eso no va a cambiar el procedimiento del Ejecutivo. A mí me ha tocado recibirlos y lo vamos a pedir, pero van a venir igual y comprobar esto y no hará que se asuste el Gobierno.

-Pero si todo queda en manos de la Corte, en caso de que la CNE no haga lugar ¿busca sumar otros apoderados?

-Tengo entendido que Consenso Federal hará una presentación en el mismo sentido.

-El gobierno sostiene que sus planteos son parte de un plan para instalar la idea de fraude. ¿Qué les contesta?

-Lo único que queremos es resguardar la actividad de nuestros fiscales y evitar que se produzcan irregularidades y evitar la manipulación de la información la noche del domingo 11 de agosto, no otra cosa.