El dirigente de la CGT Juan Carlos Schmid, que es santafesino y por lo tanto no vota en provincia de Buenos Aires, se pronunció a favor de que en las elecciones generales del 22 de octubre los trabajadores opten por una lista nítidamente “opositora”. “Tenemos que votar en contra de un trazado económico que no nos tiene en cuenta”, fueron sus palabras. Fue el viernes, ante dirigentes, cuadros medios y delegados de base de sindicatos de la CGT que forman parte de la regional provincia de Buenos Aires. En su discurso, Schmid pareció llamar a los presentes –eso sí, sin dar nombres propios- a votar por la dupla Cristina Fernández-Jorge Taiana. A su lado lo flanqueaba el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, otro hombre fuerte de la conducción cegetista. 
La frase completa en la que Schmid convocó a votar por la oposición a Cambiemos en la provincia de Buenos Aires incluyó una referencia previa al gobierno kirchnerista. Eso llevó a que todos los presentes interpretaran el mensaje del dirigente rosarino, secretario general de Dragado y Balizamiento y uno de los tres miembros del triunvirato de la CGT, como un llamado a votar por la lista de Unidad Ciudadana.    

“Aquí se ha hablado de octubre, compañeros y compañeras, y yo he sido un hombre muy crítico de la administración anterior. Pero, de verdad, si me tocara votar en la provincia de Buenos Aires, no tendría duda de ejercer un voto opositor sobre un trazado económico que definitivamente no nos tiene en cuenta”, aseguró Schmid en el plenario de la regional bonaerense de la CGT.  

En lo que no dejó espacio para ninguna interpretación fue en su anuncio de que en su provincia votará por la lista del Frente Justicialista que en Santa Fe encabeza Agustín Rossi.   

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Yo voto en santa fe, y en Santa Fe hubo interna en el peronismo, y el compañero que resultó ganador (por Rossi) es un compañero con el que yo no comparto la visión del país. Pero yo voy a votar al peronismo, porque yo soy peronista”, subrayó Schmid.  

Además, en el plenario de la CGT de La Plata se escucharon balances del año que lleva el triunvirato al frente de la central sindical: junto a Schmid, se sabe, lo integran Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio).   

“El triunvirato cumple un año de ejercicio, con sus luces y con sus sombras. Venimos de tres vertientes distintas. Con gente distinta, con conductas distintas, con procedimientos distintos, con una visión diferente de la sociedad y del país. Pero hemos hecho el tremendo esfuerzo de estar todos juntos porque lo que estamos enfrentando no es igual que los ’90: es mucho más tramposo, mucho más sutil. Y por eso han terminado seduciendo y engañando a gran parte del pueblo argentino”, argumentó Schmid. 

Los dichos de Schmid tienen un antecedente. Daer, con quien comparte el triunvirato, dejó entrever el lunes pasado que votará por Unidad Ciudadana.  “No tenga dudas de que voy a hinchar por quien le haga más fuerza al gobierno”, deslizó en ese momento. 

El viernes pasado, en la reunión de los dirigentes y militantes sindicales cegetistas que tuvo lugar en La Plata, se evaluó con crudeza la actualidad económica. También se planteó que los efectos de las políticas económicas que promueven la desindustrialización y la caída de la actividad afectan por igual a todas las corrientes internas del sindicalismo.  

“El despido no diferencia si estamos de un lado o estamos en otro. Lo sufrimos todos por igual. Nos afecta a todos por igual. Dolorosa experiencia que ya tenemos sobre el lomo. Muchas veces nuestras divisiones nos han llevado a las derrotas. Y muchas veces no hemos logrado evitar que eso se repita”, reconoció en ese momento Schmid.