Los bloques de Senadores y Diputados en la Legislatura bonaerenses de Juntos por el Cambio (JxC) respaldaron «la continuidad institucional del Procurador de la provincia», Julio Conte Grand, y adelantaron que no acompañarán el juicio político en su contra. La medida es impulsada desde el oficialismo, por considerarlo parte de la denominada «mesa judicial» del gobierno de Mauricio Macri.

«Frente a los ataques reiterados de distintos referentes del oficialismo provincial, sin sustento legal, que desde que comenzó su gestión han intentado desestabilizar y forzar la renuncia del Procurador General, JxC sostiene la necesidad de respetar el marco institucional y los fundamentos democráticos previstos por la Constitución», señalaron en el texto, en el que recordaron que «fue elegido por el voto de todos los bloques legislativos en el Senado» bonaerense.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El bloque del Frente de Todos (FdT) en Diputados impulsa la remoción Conte Grand por «mal desempeño» en el ejercicio de sus funciones. Denuncian que estuvo vinculado con la mesa judicial montada por funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal, agentes de la AFI y empresarios en un armado de causas contra sindicalistas.

La semana pasada, la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, presentó una denuncia ante la justicia federal de La Plata luego de que encontrara en ese organismo un disco que contenía una grabación realizada el 15 de junio de 2017, en la que funcionarios del Gobierno de Vidal y agentes de inteligencia orquestaban una persecución y armado de causas a organizaciones sindicales, mientras mantenían un encuentro con empresarios platenses de la construcción.

Desde JxC plantearon en el comunicado que «la metodología del oficialismo demuestra, una vez más, que persigue fines ajenos a una sana democracia, y arremete contra las instituciones a fin de conseguir impunidad para su fuerza política».

En el video difundido que ahora investiga la Justicia federal aparecían, entre otros, el por entonces ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas; el exministro de Infraestructura provincial, Roberto Gigante; Adrián Grassi, exsubsecretario de Justicia bonaerense; Juan Pablo Allan, senador provincial; y el intendente de La Plata, Julio Garro, además de empresarios y los agentes de inteligencia Sebastián De Stefano, director de jurídicos de la AFI y Darío Biorci, por entonces cuñado y jefe de gabinete de Silvia Majdalani, subdirectora de la AFI. En ese video, Villegas expresaba su deseo de tener una «Gestapo» en contra de los gremios en Argentina.

Sobre ese material, la exgobernadora María Eugenia Vidal dijo este jueves que «fue ilegalmente grabado y no constituye prueba». Sus justificaciones de lo ocurrido generaron un amplio repudio. Por caso, de la diputada nacional Victoria Tolosa Paz (Frente De Todos-Buenos Aires). «Anoche nos enteramos que para la ex gobernadora Vidal, un encuentro entre ministros, legisladores, intendente, empresarios y funcionarios de inteligencia, quienes en conjunto planean cómo denunciar a civiles para llevarlos tras las rejas, es una reunión de trabajo», escribió en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Cristina Álvarez Rodríguez, opinó este viernes que la exgobernadora del distrito María Eugenia Vidal «habla pero no dice nada», y agregó que la actual diputada nacional «no puede explicar cómo en una reunión de trabajo y en una oficina pública se armaban causan judiciales». Para Álvarez Rodríguez, «no se puede explicar que en una «reunión de trabajo», con sus ministros, con el aval de su Procurador (Julio Conte Grand), con su intendente (por Julio Garro, jefe comunal de La Plata) con agentes de la AFI y en una oficina pública se armaran causan judiciales».