El gobernador Axel Kicillof dejó abierto este miércoles el 150° período de las sesiones ordinarias de la Legislatura y aseguró, al hablar del inminente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en la provincia «no hay lugar para el ajuste», al tiempo que renovó su reclamo de mayor coparticipación federal y le pidió a la Legislatura que tomen cartas en el asunto por la «mesa judicial» de Cambiemos. También hubo repaso de gestión y anuncios relacionados con el boleto estudiantil y la asistencia alimentaria, entre otros puntos.

El mandatario habló ante los 46 senadores y 92 diputados del oficialismo y la oposición por más de dos horas y media. En el arranque, igual que lo hizo el presidente Alberto Fernández en el Congreso Nacional, se refirió a la invasión de Rusia sobre Ucrania y pidió un minuto de silencio para «los que están muriendo nuevamente en la guerra de Europa», para las víctimas del coronavirus y para los ex combatientes de Malvinas, a 40 años de la guerra. Pidió de inmediato un aplauso para los médicos, enfermeros, personal de seguridad y también para los bomberos, que unió a todo el recinto.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese clima, comenzó a repasar los programas de gobierno y los logros en estos dos años de pandemia, antes de anunciar su plan «6×6», que fue lanzado en diciembre y que es la plataforma desde la que buscará la reelección. Kicillof aseguró que, en lo que resta de su mandato, «los recursos y los esfuerzos estarán destinados a reparar, reconstruir y transformar». Y remarcó que de la crisis «vamos a salir con más Estado, no con menos Estado».

A lo largo de su racconto, el gobernador pasó por todas las áreas, con especial énfasis en salud, infraestructura, educación y seguridad. Habló de la campaña de vacunación a la que calificó como «la más grande» de la historia y dijo que, si la provincia fuera un país, «sería el cuarto en cobertura de vacunación» a nivel mundial.

«La provincia con sus 17 millones de habitantes y sus 307 mil kilómetros cuadrados es equiparable a un país. Hemos vacunado a cerca de 16 millones con una dosis, a 14 con segunda dosis y a 7 millones con la tercera. Si la provincia fuera un país sería el cuarto en cobertura de vacunación del planeta, es un esfuerzo enorme, es un mérito del pueblo de la provincia», señaló.

También habló de infraestructura y de trabajo. Apuntó que la actividad económica provincial creció 10% en 2021, impulsada principalmente por la industria manufacturera, que registró un crecimiento del 16,2%, y por la actividad de la construcción, que acumuló un alza anual de 29%. «Esta recuperación no hubiese sucedido sin la participación de un Estado presente y un gobierno que acompaña a todos los sectores para proteger el trabajo y la producción», subrayó.

Dedicó varios párrafos al capítulo educativo y fue en este punto donde tuvo el único cruce con la oposición que, a diferencia de lo que pasó en el Congreso Nacional, permaneció en sus bancas durante toda la asamblea. El mandatario puso de relieve el inicio del ciclo lectivo sin conflictos gremiales y con clases presenciales. «No es un tema para hacer política partidaria sino es cuestión de ver la alegría de esos chicos, los padres, los abuelos, es el pueblo entero el que volvió a las aulas», dijo y precisó que fueron 5,2 millones de alumnos los que este miércoles empezaron las clases en 19.500 escuelas de la provincia.

En una crítica abierta a Cambiemos, Kicillof apuntó: «El neoliberalismo se rasga las vestiduras por la educación pero cuando le toca gobernar se ha caracterizado por el ajuste. Viva la educación pública, nunca más al ajuste en educación». La frase desató la reacción del senador de Juntos, Walter Lanaro, quien lo interrumpió a los gritos y le dijo: «Dos años tuvieron las escuelas cerradas».
Kicillof no se quedó callado, pidió que lo escuchen «respetuosamente» y que «expliquen qué significa la frase los pobres no llegan a la universidad» pronunciada por Vidal cuando era gobernadora.

FMI y mesa judicial

En otro tramo de su mensaje, el mandatario habló de tres temas sensibles. El primero, el acuerdo con el FMI que está por firmar el gobierno nacional. En este sentido, reiteró que la deuda que tomó el gobierno de Mauricio Macri es «impagable» y sentenció: «No vamos a olvidar y no vamos a perdonar al neoliberalismo». Pero también advirtió que no hay lugar para el ajuste y le habló a los bonaerenses: «Quiero enviar un claro mensaje a los bonaerenses. El acuerdo con el FMI no tiene que ahogar el crecimiento, en la provincia no hay lugar para ajuste. Recién estamos empezando a caminar y nadie tiene derecho a cortarnos las piernas», dijo parafraseando a Diego Maradona. Y agregó: “Me comprometo a que en la Provincia de Buenos Aires los próximos 6 años serán años de recuperación y mayor desarrollo, con un Gobierno trabajando por una vida más digna, justa y feliz para todos”, afirmó.

El segundo tema al que se refirió fue la coparticipación. Renovó el reclamo de mayores recursos a la Nación y aseguró que Buenos Aires es «la que menos recursos per cápita recibe». En este punto, rescató la actitud del presidente Fernández. «Contamos con un Presidente que comprende esta situación y continuaremos trabajando para resolver estas inequidades históricas, profundizando el debate sobre el esquema de coparticipación», puntualizó.

El tercer tema fue la «mesa judicial» de Cambiemos que está investigando la justicia a raíz del video aportado por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sobre una reunión ocurrida en junio de 2017. En Diputados, el bloque del FdT pidió el juicio político para el procurador Julio Conte Grand, por «mal desempeño de sus funciones» y por su presunta participación en esa mesa que se dedicaba a armar causas contra sindicalistas. El proyecto no avanzó por falta de quórum. Pero además, el juez que tiene a cargo la causa, Ernesto Kreplak, pidió días atrás el desafuero del senador de Juntos, Juan Pablo Allan, quien participó de aquel encuentro en el Banco Provincia durante la gestión de Vidal.

Aunque con mucho cuidado y sin hacer nombres, Kicillof se refirió al tema y le pidió a la Legislatura que «tome cartas en el asunto». «En los últimos tiempos se conocieron escenas horribles que aparentemente hablan de causas armadas y de persecución política», disparó Kicillof ya casi sobre el final de su discurso y dijo que las imágenes «hablan de promiscuidad entre la política, la justicia y los servicios de inteligencia». Fue entonces que reclamó a los legisladores que «discutan, debatan, usen la Constitución, pero resuelvan el problema».

Anuncios

Ya en el final, Kicillof realizó cuatro anuncios en el marco del plan «6×6» que ya está en marcha y adelantó cuál es el proyecto de ley que enviará en breve a la Legislatura.

El primer anuncio fue la extensión del boleto estudiantil para incorporar a más estudiantes del conurbano y el interior de la Provincia, pasando de 300 mil beneficiarios a más de 500 mil entre universitarios y estudiantes de profesorados.

La segunda medida fue la puesta en marcha del Fondo de Fortalecimiento de la Infraestructura Portuaria Bonaerense (FFIPBA) por un total de $2.000 millones, financiado por el Ministerio de Transporte de la Nación para obras de infraestructura portuaria, logística y tecnológica en los puertos públicos de la Provincia.

En tercer lugar, presentó la implementación del Programa MESA (Módulo Extraordinario para la Seguridad Alimentaria) Bonaerense para dar continuidad a la entrega de módulos alimentarios especiales en establecimientos educativos, asegurando el acceso a la seguridad alimentaria para más de 2 millones de chicos y chicas.

También anunció la puesta en funcionamiento de la Cuenta DNI 13/17, que permitirá a los jóvenes de entre 13 y 17 años abrir cajas de ahorro y realizar todas las operaciones desde su celular.

Por último, anticipó que enviará a la Legislatura un proyecto de ley para transferir al Gobierno de la Provincia la titularidad de las tres compañías de seguros del Grupo Provincia, dando fin al último requisito normativo del «Plan de Encuadramiento y Regularización» con el Banco Central de la República Argentina, que limita la actividad del Banco Provincia desde la crisis de 2001.

El discurso fue seguido desde las primeras filas del recinto por el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, los ministros Pablo López (Hacienda), Leonardo Nardini (Infraestructura), Agustín Simone (Vivienda), Sergio Berni (Seguridad), Mara Ruiz Malec (Trabajo), Julio Alak (Justicia), Cristina Álvarez Rodríguez (Gobierno) y también por invitados especiales como el ex gobernador Felipe Solá y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

También se hizo presente el ex vicegobernador Daniel Salvador, quien comandó el Senado durante la gestión de Vidal, y los ministros de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Luis Genoud, Hilda Kogan, Gabriel Soria y Sergio Torres. No participó el procurador general Julio Conte Grand.

Los palcos fueron ocupados por representantes de los gremios y también por intendentes del Frente de Todos. Estuvieron Sergio Palazzo (Bancarios), Roberto Baradel (SUTEBA), Carlos Quintana (UPCN) y Oscar de Isasi (ATE). Entre los jefes comunales estuvieron Mario Secco (Ensenada), Fabián Cagliardi (Berisso), Zamora (Tigre), Mayra Mendoza (Quilmes), Federico Achaval (Pilar) y Fernando Espinoza (La Matanza). No participó el intendente local Julio Garro.