En la provincia de Buenos Aires habrá suba salarial aunque no será a través de una suma fija, sino de un porcentaje al básico. Axel Kicillof anunció este martes a los gremios estatales y docentes que se otorgará un nuevo incremento del 10% para los trabajadores estatales en busca de compensar el poder adquisitivo perdido por la inflación. El incremento extra se sumará a la cuota que estaba ya prevista para septiembre, por lo que los trabajadores cobrarán 25% más, en promedio, en los primeros días de octubre.

La medida fue anunciada por Kicillof a los representantes de ATE, UPCN, FEGEPPBA, CICOP (médicos), AJB (judiciales) y de SUTEBA, FEB, SADOP, AMET, UDOCBA y UDA, quienes fueron convocados este mismo martes a la Casa de Gobierno, luego de haber tenido una reunión informal con el equipo del Ministerio de Hacienda. El anuncio también marcó el debut del nuevo ministro de Trabajo, Walter Correa, quien asumió el 24 de agosto en reemplazo de Mara Ruiz Malec.

Un aumento anunciado

Los sindicatos venían reclamando desde julio la reapertura de la negociación salarial debido a que la escalada de precios ya los había dejado más de 10 puntos abajo del Índice de Precios al Consumidor (IPC). El acuerdo original por un aumento del 42% se firmó en febrero y fue ampliado en mayo al 60% por la suba general de los alimentos. Pero la inflación obligó a revisar una vez más la pauta salarial anual.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Hasta el momento, los estatales percibieron 36% en cuotas (16% en marzo, 10% en mayo y 10% en julio), mientras que los maestros cobraron un incremento del 38% (17% en marzo; 10% en mayo; 11% en julio) contra una inflación acumulada hasta julio del 46,2%. Restan por pagar dos cuotas: un 14% en septiembre y un 10% en diciembre.

El incremento anunciado este martes por Kicillof se suma a la cuota vigente para este mes por lo que los trabajadores de toda la administración pública percibirán en promedio, de acuerdo al régimen y categoría que tengan, un 25% más con los sueldos de septiembre, que se pagan en los primeros días de octubre. Además, se eleva el piso salarial anual al 70%.

estatales
Foto: Prensa GPBA

En la reunión, el Ejecutivo también anunció que convocará a los sindicatos nuevamente en octubre para seguir monitoreando los salarios, en el marco de la paritaria 2022.

«Nuestro compromiso con las y los trabajadores es la recuperación del poder adquisitivo; es un objetivo fundamental que nos hemos trazado desde el primer día, ya que es lo que nos permitirá alcanzar una mejor distribución del ingreso y apuntalar la producción y el empleo», aseguró Kicillof durante la reunión acompañado por Correa, el ministro de Hacienda, Pablo López, y la ministra de las Mujeres, Estela Díaz. Y remarcó que «en un contexto de alta incertidumbre internacional, seguimos trabajando para que los salarios de los y las trabajadoras de la administración pública de la Provincia no pierdan contra la inflación».

estatales
Foto: Prensa GPBA

Primera negociación con el nuevo ministro

Los gremios y los funcionarios se habían reunido por última vez el 16 de agosto, apenas dos días antes de que se anunciara la salida de la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, quien fue designada en AFIP. La transición entre la funcionaria y Correa, el nuevo ministro, dilató los tiempos de las conversaciones con los estatales y docentes.

Correa, quien estrenó el cargo con este anuncio, sostuvo que “es una paritaria muy especial porque de uno y del otro lado de la mesa hay compañeros y compañeras» y destacó el «rol presente» del Estado Provincial.

Tras el anuncio, el Frente de Unidad Docente señaló en un breve comunicado que la suba «se enmarca en cumplimiento de la cláusula de revisión y monitoreo de la inflación, establecida por el acuerdo paritario», al tiempo que destacó la convocatoria que se realizará en octubre para debatir el último período del año «con el objetivo de continuar en el proceso de recuperación salarial».

El titular de ATE Provincia, Oscar De Isasi, valoró que se haya revisado el acuerdo por segunda vez en el año para llegar a un aumento acumulado del 70%. «Vamos a seguir trabajando en el sentido de que los salarios terminen por encima de la inflación», apuntó y agregó que «este es el piso para la recuperación de salarios que durante el gobierno de Vidal fueron seriamente dañados, situación que la pandemia y los formadores de precios no dejaron revertir en su totalidad».

Los estatales nucleados en FEGEPPBA, en tanto, destacaron que el gobierno haya dispuesto un incremento «genuino y porcentual al salario básico», tal como había sido solicitado desde la entidad, y no a través de una «suma fija», como se había propuesto en una primera instancia.