El gobierno bonaerense anunció este martes una nueva suba del 20% para los efectivos de la policía bonaerense a cobrar en dos cuotas, mayo y diciembre, para compensar los efectos de la inflación en el bolsillo. Con este incremento, el salario de un oficial ingresante será de 120 mil pesos.

La medida anunciada por el Ejecutivo replica la suba otorgada la semana pasada en paritarias a los estatales, docentes, judiciales y médicos. De esta manera, al igual que los trabajadores de esos sectores, los agentes de la policía y el Servicio Penitenciario llegarán a fin de año con un incremento total del 60%.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los agentes cobrarán un 10% extra en mayo y otro 10% en diciembre, además de las cuotas que estaban previstas en el aumento otorgado a comienzos de año: 16$ en marzo, 10% en julio y 14% en septiembre.

Desde el gobierno se detalló que con este nuevo aumento, el sueldo neto de un oficial de policía ingresante será en diciembre 113.194 pesos a partir de diciembre. A esto se le debe sumar la compensación por uniforme de 7.500 pesos, por lo que «el sueldo neto de un oficial de policía que recién inicia su carrera ascenderá a 120.694 pesos».

El salario de bolsillo promedio de toda la fuerza se elevará a 155 mil pesos a fin de año, contra los 96.500 pesos que percibían en diciembre del año pasado.

La medida también incluye una suba en los salarios básicos. En el caso del oficial de policía se incrementará en 146% a partir de diciembre en relación al mismo mes del año anterior. «Continuando con el objetivo de mejorar la calidad del salario, se refuerzan los sueldos básicos para recomponer la retribución según la jerarquía», señalaron desde el Poder Ejecutivo y agregaron que la suba del 146% hará que «se incremente la participación del sueldo básico en el salario bruto del 31,5% al 48,5%, reduciendo la participación relativa del resto de las bonificaciones y adicionales».