En lo que fue la última actividad de gestión del año, el gobernador Axel Kicillof selló un nuevo acuerdo con los trabajadores de la administración pública que dejó a los salarios con un piso garantizado del 97% pero que, en el caso de los auxiliares docentes, llega al 105% anual. La paritaria cerró así sin bono de fin de año, pero con un incremento que ubica a los trabajadores por encima de la inflación, como pedían los gremios. El índice anual se conocerá a mediados de enero pero, según proyecciones del Ministerio de Economía nacional, podría cerrar en torno al 95%.

El cierre de la paritaria 2022 se formalizó durante una reunión en la Gobernación que encabezó Axel Kicillof con los ministros Pablo López (Hacienda), Walter Correa (Trabajo) y Alberto Sileoni (Educación) y los secretarios generales de los gremios que representan a los estatales, docentes, médicos, judiciales y el resto de los regímenes de la provincia.

El incremento acordado fue del 7% al salario básico y se suma al acumulado a lo largo del año que es del 90% en promedio y del 94% en el caso de los maestros. En la paritaria ya estaba prevista una cuota del 14% a cobrar en diciembre, es decir con los salarios que se perciben en los primeros días de enero. La nueva suma será retroactiva a diciembre pero se cobrará con los sueldos de enero. El número final cierra la paritaria provincial por encima del índice de inflación que, hasta noviembre registró un acumulado del 85,3%, y que, según las proyecciones de la cartera que conduce Sergio Massa, terminaría el año en torno al 95%.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La suba del 7% se hará extensiva también a las fuerzas de seguridad, es decir tanto a la Policía bonaerense como a los agentes del Servicios Penitenciario. El Ejecutivo se comprometió, además, a iniciar la negociación salarial 2023 en el mes de enero.

La recomposición para los trabajadores de la administración pública, en promedio, cerró en 97%, aunque hay sectores que tendrán una suba de hasta 104 y 105% como es el caso de los auxiliares docentes, o del 102% en los trabajadores de la salud.

En el sector docente, el incremento del 7% se sumó al piso del 94% ya acordado por lo que, de acuerdo al cargo y la antigüedad, la suba total de bolsillo rondará entre un 100,8% y un 103,3%. El Frente de Unidad Docente, que integran FEB, SUTEBA, SADOP, AMET y UDOCBA, aseguró tras el acuerdo que los salarios «quedarán 7 puntos por encima de la inflación» 2022.

El salario mínimo para el maestro de grado que recién se inicia en la actividad será de 111 mil pesos de bolsillo -incluyendo las sumas de incentivo y conectividad nacional- y llegará al 103% de aumento en 2022. En tanto, un docente con 12 años de antigüedad llegará a los $ 128.413 pesos y uno con 24 años, la máxima antigüedad, a los 152.405 pesos. Un preceptor sin antigüedad alcanzará los 96.920 pesos y un profesor con 20 módulos -horas equivalentes a dos cargos- pasará a cobrar 150.431 pesos. Los cargos de directivos oscilarán en diciembre entre 178.455 pesos y 240.994 pesos.

Durante la reunión, Kicillof destacó la puesta en valor de las paritarias «después de una época en la que no solamente no había diálogo con los gremios, sino que se atacaba y estigmatizaba a los representantes sindicales». Y aseguró que «desde el primer día nos hemos puesto el objetivo de terminar con el deterioro que estaban sufriendo los salarios en la Provincia y empezar un proceso de recuperación de lo perdido».

Tras la firma del acuerdo, el secretario general de ATE Provincia, Oscar De Isasi, sostuvo que «el objetivo que nos habíamos planteado fue alcanzado: que los salarios estén por encima de la inflación». Y agregó que «si bien fue un año muy duro y falta mucho para recuperar el poder adquisitivo que perdimos durante el gobierno de María Eugenia Vidal, no menos cierto es que empezar a recuperar poder adquisitivo por segundo año consecutivo muestra el camino a seguir».

El titular de SUTEBA y de la CTA Provincia, Roberto Baradel, valoró el acuerdo alcanzado y apuntó que «nos permite estar por encima de la inflación en un contexto muy complejo debido a la decisión de la Corte Suprema de Justicia en materia de coparticipación».

El presidente de la CICOP, Pablo Maciel, también destacó el incremento otorgado a los profesionales de la salud. «Es importante terminar por tercer año consecutivo con los salarios de las y los trabajadores del Estado por encima de la inflación. Ese era nuestro objetivo y un compromiso que asumió el Gobernador y que está cumpliendo con este anuncio», dijo.

La Federación de Gremios Estatales y Particulares de la provincia de Buenos Aires (FEGEPPBA) reconoció el aumento logrado, asi como «la recategorización general de 2 categorías a partir de marzo para todos los trabajadores de la ley 10.430 a partir de marzo». Desde UPCN, en tanto, calificaron el acuerdo como «un logro histórico».