Los médicos bonaerenses aceptaron la oferta salarial realizada por el gobierno de Axel Kicillof y acercaron posiciones en un conflicto que llevaba ya dos meses y que incluyó un paro provincial a fines de noviembre. La propuesta consiste en una suba del 35,6% y licencia excepcional de 12 días para todos los trabajadores del sector.

El congreso de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia (CICOP) aceptó este sábado, pese a considerarla “insuficiente”, la propuesta que había sido formalizada el jueves y que incluye una suba del 35,6% promedio para toda la carrera hospitalaria, del 41,5% para el cargo inicial y del 43% para los residentes de primer año, a pagar en tres tramos retroactivos a septiembre y hasta noviembre.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con el incremento, un médico o médica que recién ingresa al sistema sanitario y que trabaja 36 horas pasará a cobrar 52.784 pesos de bolsillo, mientras que quienes trabajan en el régimen de guardia pasarán a cobrar 59.600 pesos.

“El Congreso resolvió por mayoría aceptar en disconformidad la propuesta, instando a continuar la discusión paritaria, tal como se comprometió el gobierno en breve, para seguir avanzando hacia una recomposición salarial tal que se condiga con la responsabilidad de la tarea que llevamos adelante”, dijo a Tiempo la presidenta de la CICOP, Marta Márquez, y destacó el hecho de que se haya reabierto la negociación, que continuará en el marco de la convocatoria a los gremios estatales de la Ley 10.430 antes de que termine diciembre.

La propuesta oficial incluyó también la resolución que establece una licencia excepcional de 12 días a todos los trabajadores de la salud, en el marco de la lucha contra el coronavirus. El gremio venía reclamando hacía meses un respiro para los médicos que vienen batallando contra la pandemia desde marzo: en estos meses se contagiaron más de 31 mil trabajadores y 204 murieron a causa del virus.

La discusión salarial con los médicos, el sector primordial en la batalla contra la pandemia, se complicó más en los últimos dos meses. A mediados de octubre, luego de cerrar paritarias con los estatales y los docentes, el gobierno provincial realizó una oferta que fue rechazada y no volvió a llamarlos hasta ahora. En el medio, y frente a la interrupción del diálogo, los médicos llevaron adelante el primer paro a la gestión de Kicillof, que se concretó el pasado 25 de noviembre.

El gremio reclama una recomposición que le permita recuperar el poder adquisitivo perdido durante la gestión de Cambiemos –cuando los salarios siempre quedaron por debajo de la inflación– y que valore, a su vez, el esfuerzo realizado en este año excepcional por la pandemia. “Hoy estamos lejos de lo que debe ganar un profesional. Gana mal quien ingresa y gana mal quien lleva mucho tiempo”, apuntó Márquez, quien sostuvo que los que mayor antigüedad tienen no ganan más de 80 mil pesos.

La aceptación de CICOP fue una buena noticia para el gobierno, ya que se trataba del último sector con el que restaba acordar salarios como parte de las paritarias que reanudó en octubre. El ministro de Salud, Daniel Gollan, dijo que “es una prioridad recomponer el salario de los trabajadores y trabajadoras de la salud, después de tanto maltrato durante la gestión anterior” y concluyó que “el acuerdo paritario tan rápido y la serie de medidas que venimos tomando demuestran que vamos por el mejor camino, aunque todavía falta mucho”.

En la misma línea, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, dijo que el acuerdo es “muy importante” porque la Provincia “quería valorar el esfuerzo que hizo el personal de salud en un año difícil para todos, pero que para este sector puntualmente significó tantas complejidades”. Y agregó que “con esta respuesta, la Provincia logró acuerdos favorables con todos los sectores”.

El gobierno volverá a sentarse en las próximas semanas con los estatales de la Ley 10.430, con quienes cerró una suba del 28,5%, y también tiene pendiente un nuevo encuentro con los judiciales, una vez que se conozca el índice de la inflación de noviembre. Con los maestros, en tanto, evaluarán cuál fue el impacto del costo de vida en los salarios recién a mediados de enero, una vez que se conozca el número oficial de la inflación de este año. Con este sector, el acuerdo fue por un 32,6 por ciento. 

Pulseada con la oposición

El oficialismo apura la negociación en la Legislatura con Juntos por el Cambio para cerrar los acuerdos e intentar votar el presupuesto 2021 y la ley impositiva el próximo jueves.

La pulseada pasa hoy por los fondos para obras que los intendentes macristas reclaman al gobernador Axel Kicillof. Los jefes comunales quieren que se incluya en el proyecto un nuevo Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) por 17 mil millones de pesos que les permita a los intendentes definir obras locales en el año electoral. El Ministerio de Hacienda dice que esa cifra es imposible y ya hizo dos ofertas, la última de 7 mil millones, pero Cambiemos insiste y sigue la discusión.

La otra negociación es por los cargos que la oposición reclama en los organismos de control desde el año pasado. Piden ocupar cuatro vacantes en el directorio del Banco Provincia, y también sillones en Tesorería y en la empresa estatal AUBASA. «