Al encabezar la jura a la Bandera en Tecnópolis, el gobernador Axel Kicillof defendió este miércoles el uso del lenguaje inclusivo, que fue prohibido en las escuelas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y se mostró a favor de que los estudiantes «hablen como quieran», diferenciándose así de la decisión del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El mandatario encabezó junto al director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, el acto en el que 600 alumnos y alumnas de cuarto grado de La Matanza, San Fernando, San Isidro, Tigre, Vicente López, Hurlingham, San Martín, Tres de Febrero, Ituzaingó, Merlo, Morón, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Moreno y San Miguel hicieron su promesa de lealtad a la Bandera en el predio de Tecnópolis, acompañados por docentes, directores, inspectores, representantes de los sindicatos docentes y también por los intendentes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Kicillof fue el encargado de tomar la jura a los estudiantes. «¿Prometen defenderla, respetarla y amarla con fraterna tolerancia y respeto, estudiando con firme voluntad comprometiéendose a ser ciudadanos y ciudadanas libres y justos, aceptando solidariamente en sus diferencias a todos los que pueblan nuestro suelo y transmitiendo en todos y cada uno de sus actos sus valores permanentes e irrenunciables?», preguntó a un estadio lleno que le respondió «sí, juro».

Luego, el gobernador brindó un discurso en el que reivindicó la educación pública, agradeció el rol de los docentes en la pandemia y también resaltó la figura de Manuel Belgrano, el creador de la bandera. «Belgrano es un verdadero ejemplo. Fue muchas cosas: abogado, economista, periodista, político, militar. Él pensaba como nosotros que la educación tenía que ser pública, gratuita y para todos y todas. Algunos no están convencidos de eso. Nosotros, como Belgrano, pensamos que sí», señaló.

Sostuvo también que la decisión de Belgrano de crear la bandera fue «un acto de rebeldía» y fue en ese marco que se diferenció «Belgrano decidió crear la bandera como un acto de rebeldía, se estaba rebelando contra una dominación, contra una monarquía. La rebeldía no es hacer lo que a uno se le canta sino hacerlo con un fin, Belgrano decidió crear la bandera no para él, para tener fama, sino para todos y todas. Esa es la rebeldía que importa, la que es para los demás, no para uno», afirmó.

En este punto, el gobernador aprovechó para diferenciarse de la decisión tomada en CABA de prohibir el lenguaje inclusivo en las escuelas porteñas. «Acá en la Provincia también rebelarse es hablar como uno quiere, como una quiere. No decir palabrotas, guarangadas pero sí expresar lo que uno siente, y hoy a tantos años de la Revolución de Mayo, no va a ser desde España que nos van a explicar cómo son las palabras que usamos», dijo en referencia a la Real Academia Española.

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires prohibió el 10 de junio que el lenguaje inclusivo se utilice en documentos oficiales y en las escuelas, mediante la Circular 2566/2022 del Ministerio de Educación porteño.

Kicillof, que no se había referido al tema hasta ahora, fue claro respecto de cuál es la posición en Provincia. «No nos gusta prohibir, nos gusta que puedan expresarse, que puedan ser libres, decir lo que sienten, ser rebeldes cuando es por los demás sobre todo, ser patriotas», cerró.