El gobernador Axel Kicillof envió este lunes a la Legislatura bonaerense un proyecto de ley que propone derogar la reforma jubilatoria del Banco Provincia que impulsó María Eugenia Vidal y crear un nuevo régimen que le devuelve beneficios como el 82% móvil a los trabajadores. También cambia la forma de financiamiento de la esa caja en busca de revertir el déficit.

La iniciativa, que ingresó ayer por la Cámara de Diputados, deroga la ley 15.008 que fue aprobada en diciembre de 2017 y generó un extenso conflicto con los trabajadores bancarios y múltiples reclamos judiciales.

El proyecto enviado por el Ejecutivo, que fue consensuado con el gremio La Bancaria, vuelve al 82% móvil, baja la edad jubilatoria de las mujeres a los 60 años y cambia la forma de financiamiento, con una mayor contribución de parte de la entidad y de los empleados.

Durante el 48° Congreso Nacional Bancario, Kicillof había adelantado el 23 de junio pasado que estaban trabajando para modificar el marco legal de la Caja del Banco Provincia para “devolverle derechos a los trabajadores”.

“Era una situación compleja, ya que había que restituir derechos al mismo tiempo que debíamos recuperar la sostenibilidad y el rol del Banco Provincia para enfrentar a la pandemia”, afirmó Kicillof, al tiempo que valoró que “con mucho esfuerzo y seriedad, buscamos una solución de beneficio mutuo a partir del esfuerzo compartido entre todos los actores”.

La iniciativa enviada por el Ejecutivo a la Legislatura deroga la ley 15.008 y establece en el artículo 42 que “el haber mensual inicial de las prestaciones será el equivalente al 82 por ciento del promedio actualizado de las remuneraciones mensuales percibidas durante el período de ciento veinte meses inmediatamente anteriores a la cesación del servicio”. En el régimen actual, la jubilación inicial es sobre el 70%.

También modifica la edad jubilatoria de las trabajadoras del banco y la baja de los 65 a los 60 años. En el caso de los hombres se mantiene en 65 años.

Otro cambio sustancial tiene que ver con la forma de financiar la Caja del BAPRO, que cerró el 2020 con un déficit de 9.570 millones de pesos. Esa situación no es nueva y es la razón que esgrimió Vidal en su momento para realizar el cambio en el régimen jubilatorio. El proyecto de Kicillof incrementa los aportes de los activos, los pasivos y del propio banco.

Según explicita el proyecto que tiene la venia de La Bancaria, el aporte de los trabajadores activos subirá del 14 a 16%, el de los jubilados del 10 al 12% y el del banco del 16 al 21%. El objetivo es aliviar el costo del déficit para la amdinistración central.

Por último, el proyecto incluye un artículo que establece que las futuras modificaciones que eventualmente propicie el Poder Ejecutivo en el régimen jubilatorio “deberán contar con una instancia consultiva previa a su presentación ante la Legislatura, de la que participarán el Banco Proivncia, la Asociación Bancaria y cualquier otra asociación y/o institución que acredite un interés legítimo en los alcances de la cobertura y sostenibilidad del sistema”.