Tras reunirse con los docentes, estatales, médicos y judiciales, el gobernador Axel Kicillof anunció este martes que llegó a un acuerdo con los gremios para otorgar una suba adicional de casi el 20% y completar así un incremento total del 60% para todos los empleados de la provincia hasta fin de año. Habrá dos cuotas extra de 10% en mayo y diciembre.

El mandatario realizó el anuncio en el arranque de un acto por obras públicas en el Salón Dorado de la Gobernación y aclaró que la medida apunta a que los trabajadores «no pierdan poder adquisitivo» frente a la suba de precios de los alimentos. «Teníamos un acuerdo paritario y les hemos anunciado un aumento adicional en el mes de mayo, a cobrar en junio, para todos los gremios y también aseguramos un aumento del 60% al cabo del año para todos los trabajadores de la provincia», explicó.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los estatales y los docentes cerraron acuerdos paritarios con el gobierno provincial en febrero y marzo por hasta 42%, en tres cuotas -16% en marzo, 10% en julio y 16% en septiembre- con cláusula de monitoreo de precios y revisión. Tras la inflación de marzo, hace algunas semanas, los sindicatos reclamaron revisar el acuerdo para recuperar el poder adquisitivo perdido por la suba del costo de vida.

La semana pasada, el Ejecutivo reabrió la paritaria y comenzó a analizar distintas alternativas con los sindicatos. Esa negociación terminó de cerrarse esta mañana en la Casa de Gobierno con presencia de 15 gremios que representan a los docentes, administrativos, médicos y judiciales de la provincia; el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec y su par de Hacienda, Pablo López.

En concreto, todos los trabajadores recibirán un incremento extra del 10% en mayo -que se abonará los primeros días de junio- y otro del 10% en diciembre. En el medio, habrá nuevos monitoreos del impacto de la inflación en el bolsillo.

«Esto es un esfuerzo muy grande para las finanzas públicas provinciales, pretende dar certidumbre y que no haya pérdida del poder adquisitivo», remarcó Kicillof al anunciar el nuevo aumento.

También recordó que durante el gobierno de María Eugenia Vidal, los 600 mil trabajadores estatales que tiene la provincia «habían sufrido una pérdida de 20 puntos» y que cuando asumió comenzó a recuperar los sueldos. «En 2020 con pandemia logramos que no se pierda y en 2021 tuvimos una recuperación de 3 ó 4 puntos. Este año nuestro compromiso es que no se pierda poder adquisitivo y, de ser posible, que se le gane a la inflación», señaló.

De la reunión participaron participaron representantes de los sindicatos ATE, UPCN, FEGEPPBA que representan a los trabajadores de la ley 10.430; la CICOP que nuclea a los profesionales de la salud de los hospitales bonaerenses; los judiciales de la AJB, como también el Frente de Unidad Docente, que integran FEB, SUTEBA, SADOP, AMET y UDOCBA.

Tras el encuentro, el secretario general de ATE Provincia, Oscar De Isasi, detalló que el nuevo incremento permitirá que «los estatales lleguen a una suba del 50% en septiembre, en lugar del 40% acordado originalmente, y que en el caso de los trabajadores de la salud la suba será del 54,5% y en el de los auxiliares de la educación del 56,5%». A esto se sumará el monitoreo de los salarios mes a mes y un 10% más de aumento en diciembre.

«El anuncio muestra la voluntad política del Gobierno provincial de seguir alineando el salario con la inflación en un gesto muy importante para sostener los salarios», señaló y aclaró que le pidieron al gobernador Kicillof que reclame a Nación «políticas más efectivas de control de precios, en especial sobre los formadores, porque sino los aumentos que logramos son devaluados rápidamente».

El secretario gremial de UPCN, Diego Rétola, por su parte, aseguró que «la Provincia respetó la palabra empeñada de volver a discutir los salarios si aumentaba inflación» y agregó que «se tomó la decisión política de estar por encima del aumento de los precios».

El titular del SUTEBA, Roberto Baradel, se mostró conforme con el acuerdo y apuntó que «es una gran decisión del gobernador que respeta y valora a los trabajadores, a diferencia del gobierno anterior, me remito a las palabras del ex ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, sobre crear una ´Gestapo para eliminar los gremios´».

La vicepresidenta de la CICOP, Silvana Scali, reconoció el esfuerzo del Ejecutivo para otorgar una suba anual del 60%. «El Gobernador nos dijo que espera que la inflación se desacelere y que esta suma sirva para recomponer los salarios. Nosotros reconocemos el esfuerzo de la provincia», dijo y señaló que recibieron de «muy buena manera» el anuncio porque traen «un atraso histórico en los salarios que viene de la gestión de María Eugenia Vidal».