Axel Kicillof inauguró este miércoles la escuela número 100 de su gestión con un acto en Berazategui que reunió a intendentes y directores de los nuevos edificios construidos en los primeros mil días de su gestión. El mandatario resaltó que se abrió «una escuela cada 10 días y con pandemia» y marcó las diferencias con el gobierno de Cambiemos: «Una cosa son 100 años de deuda y otro 100 nuevas escuelas».

En un clima de festejo, junto a alumnos y directivos, el mandatario cortó las cintas del Jardín de Infantes N° 952, que se construyó en el marco del programa «Escuelas a la Obra» puesto en marcha en el arranque de la gestión. «La educación pública vuelve a ser un derecho para todas y todos», remarcó acompañado por la vicegobernadora Verónica Magario, el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, y el intendente local, Juan José Mussi.

Kicillof aprovechó este marco para contraponer los números de su gestión con los de su antecesora, María Eugenia Vidal, en materia educativa. Repitió que recibió «tierra arrasada y escuelas arrasadas» y contó que, si bien la ex gobernadora aseguró en la campaña electoral de 2019 que había inaugurado 65 escuelas en su mandato, «omitió decir que había cerrado 33». También destacó el trato hacia las y los docentes y resaltó el 25% de incremento anunciado este martes como parte de la revisión de la paritaria 2022.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«No es verdad que durante el gobierno anterior no hubo plata. Es exactamente al revés: nunca hubo más plata en esta provincia y en este país. Cien mil millones de dólares. ¡La cantidad de escuelas, hospitales, rutas, fábricas y parques industriales que se podrían haber abierto con esa plata! Nos endeudaron a 100 años y mientras tanto cerraban escuelas», subrayó.

En este sentido, Kicillof reivindicó la gestión que lleva adelante su gobierno en materia de infraestructura y apuntó que la mayor parte de las obras fueron construidas durante la pandemia por coronavirus. «Hoy estamos inaugurando 100 escuelas. Una cosa son 100 años de deuda, otra 100 escuelas nuevas», enfatizó.

«El día lunes cumplimos mil días de gestión. De esos mil días, dos años aproximadamente fueron con pandemia, una situación absolutamente inédita, inesperada, trágica, en todo el planeta. Si hacemos una cuenta sencilla: en mil días con todas las dificultades se hicieron 100 escuelas, es decir una escuela cada 10 días», señaló y agregó: «Son números que vamos a mejorar».

Precisó también que como parte de «Escuelas a la Obra», además de las cien nuevas escuelas y jardines inaugurados en los 135 municipios, hay otras 120 en ejecución, unas 4 mil obras de reparación finalizadas y otras 1.600 en ejecución, así como 2 mil aulas nuevas y 920 con equipamiento nuevo.

En otro tramo de su discurso, el mandatario habló de la situación salarial de los trabajadores de la educación y de la suba extra anunciada el martes a los gremios docentes y estatales de la provincia, que se suma al 14% que ya estaba previsto para septiembre. «En el gobierno anterior los salarios públicos perdieron 20 puntos en el poder adquisitivo, es decir que no había infraestructura y además se quitaba poder adquisitivo», puntualizó, antes de recordar que «ayer anunciamos un 25% en promedio para todos los trabajadores de la provincia».

En el final, se refirió a la polémica en torno a qué son los discursos de odio y mencionó la mesa judicial de Cambiemos que es investigada por la justicia. «En la reunión de ayer con los gremios recordábamos que quisieron convertir el Ministerio de Trabajo en una Gestapo para terminar con los gremios. Son los mismos que pensaban que caías en la escuela pública y que se preguntaban para qué había tantas universidades en el Conurbano, porque creían que los hijos de trabajadores no llegan a la universidad», señaló en referencia a la desafortunada frase pronunciada por Vidal en junio de 2018.