Desde Alberti, en el interior bonaerense, el gobernador Axel Kicillof lanzó este martes el plan de créditos «CREA», que está destinado a la refacción y ampliación de las viviendas por hasta 750 mil pesos, a tasa cero y con plazo de devolución de entre 36 y 72 meses. Las cuotas serán de entre 5 mil y 10 mil pesos.

Acompañado por el ministro de Hábitat, Agustín Simone, la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, y el intendente local, Germán Lago, el mandatario presentó la línea de préstamos y aseguró que «el 80% del déficit en materia de vivienda en la provincia» tiene que ver con ampliaciones o mejoras en la casa que ya se tiene, y que los préstamos vienen a dar solución a esa problemática.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Se habla de un déficit de viviendas de 1,8 millón de viviendas, pero no todo eso es necesidad de vivienda nueva, sino que muchas veces es ampliarla o mejorarla porque no está en condiciones de habitabilidad o por hacinamiento. Eso representa el 80% aproximadamente del déficit de la provincia», precisó Kicillof.

La nueva línea lanzada por el Instituto de la Vivienda se llama «Buenos Aires CREA» y comprende 50 mil créditos a tasa cero de hasta 185 mil pesos para refacciones menores; de hasta 370 mil para refacciones mayores y de hasta 740 mil para ampliaciones en la vivienda. Está destinado a refacciones en techos, paredes y pisos, construcción de baños y cocinas, terminaciones y mejoras en techos, paredes y pisos, ampliación para habitaciones adicionales, adaptaciones para personas con discapacidad, y optimización de la eficiencia energética de la vivienda.

El préstamo apunta a quienes ganan entre uno y cinco salarios mínimos, y no podrá superar el 25% del ingreso familiar. El plazo de devolución será de 3 a 6 años, de acuerdo al crédito que se pida. Habrá un período de gracia de 6 a 9 meses hasta el primer pago. La cuota será de entre 5 mil y 10 mil pesos.

«Este crédito apunta a sectores medios, a trabajadores, formales e informales, por eso también se pueden anotar los monotributistas. Se devuelve con período mínimo de gracia de 6 meses y con cuotas que van entre 5 mil y 10 mil pesos», precisó Kicillof y marcó la diferencia con los créditos UVA lanzados en el gobierno de María Eugenia Vidal. «Para que se entienda bien, nunca la cuota puede crecer más que el crecimiento del salario en el país, para que no se desencaje nunca más la cuota de los ingresos. Hoy todavía estamos cargando con el desastre del gobierno anterior, con créditos impagables», lanzó.

En esa línea, el mandatario sostuvo que el gobierno anterior «abandonó, destruyó y desfinanció al Instituto de la Vivienda», organismo que entregará los créditos. Y precisó que ese mismo instituto «hoy está construyendo 8 mil viviendas en la provincia, un número histórico. Felicito a quienes desde ese organismo demuestran que cuando se quiere, se puede, porque demuestra que la provincia no es inviable, como plantean algunos».

En la misma línea, el ministro de Hábitat, Agustín Simone, sostuvo que se trata de préstamos «con cuotas muy accesibles para que no compliquen la economía familiar», aclaró que los montos «se actualizarán» con el tiempo y dijo que el plan busca también «generar trabajo en toda la provincia», ya que se estima que con el plan se generarán unos 16 mil empleos.

Detalles

La inscripción a CREA Buenos Aires ya está abierta y se puede realizar en la web buenosairescrea.gba.gob.ar. Los municipios que ya adhirieron al programa son Alberti, Almirante Brown, Avellaneda, Ensenada, La Costa, La Matanza, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Mercedes, Pehuajó, Quilmes, General San Martín y Villa Gesell, aunque desde el Ejecutivo aseguraron que en breve se sumarán más distritos.

Los requisitos para anotarse son: tener DNI, superar los 2 años de residencia en la provincia, tener entre 18 y 70 años, y poseer, alquilar o habitar a modo de préstamo una vivienda familiar única de residencia habitual. Además se deben acreditar ingresos provenientes de trabajos registrados (en relación de dependencia o autónomos), jubilaciones y/o pensiones, por un monto de entre 1 y 5 salarios mínimos. En caso de no poder hacerlo, se debe presentar una declaración jurada demostrando consumos de tarjetas de crédito a través de los resúmenes de los últimos 12 meses.

Según se detalló desde el gobierno, tendrán prioridad los grupos familiares numerosos; las personas con discapacidad, dificultad o limitación física permanente, que requieran adaptar sus viviendas para mejorar las condiciones de accesibilidad y movilidad; los hogares monoparentales o tutores con menores de 18 años a cargo; las personas en situación de violencia de género; las personas travesti/trans; los hogares en barrios con situación de vulnerabilidad social o ambiental debidamente justificada por el municipio.