Al entregar 40 viviendas en el interior, el gobernador Axel Kicillof habló este jueves sobre la crisis económica que atraviesa el país y le apuntó directo al expresidente Mauricio Macri al asegurar que su gestión es la culpable de la falta de dólares. «Se llevaron los dólares y nos dejaron la deuda», disparó.

El mandatario encabezó un acto de entrega de casas en el barrio Lafuente de Benito Juárez, acompañado por el ministro de Hábitat y Desarrollo Urbano, Agustín Simone, y el intendente local, Julio Marini. Tras entregar las llaves a los propietarios, hizo un breve racconto del proyecto y apuntó que cuando arrancó su gestión las obras estaban paralizadas. «Estas eran viviendas que se iniciaron en nuestro gobierno, cuando yo era ministro de Economía de Cristina Kirchner», precisó. Y aprovechó para defenderla del lawfare en la causa judicial conocida como Vialidad. «No la conocen porque creen que con expedientes judiciales truchos la van a asustar», disparó, en una breve digresión.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al retomar su discurso, Kicillof aseguró que el Frente de Todos «sólo vino a hacer justicia» y saldar la deuda que se tenía con los vecinos de Juárez. Cuestionó una vez más a su antecesora, María Eugenia Vidal, y a Macri, por frenar las obras que estaban en marcha en la Provincia impulsadas por el gobierno kirchnerista y también por la promesa, nunca cumplida, de levantar 3 mil jardines de infantes con la inversión del Fútbol para Todos. Dijo que cuando más hicieron «fue cuando estaban en campaña» y que, a partir de 2018, paralizaron todo y que no fue porque no tuvieran fondos. «No hubo una época de la historia argentina donde un gobierno haya tenido tanta plata como la que tuvieron Macri y Vidal», disparó.

Para argumentar su afirmación, repasó las medidas que tomó el gobierno de Cambiemos. Recordó que le pagaron a los fondos buitre, «de una manera vergonzosa, le pagaron más de lo que pedían». También apuntó que le pidieron 100 mil millones de dóalres a Wall Street y que, por último, le pidieron 57 mil millones al FMI. Y concluyó: «Es decir que plata no faltó. El problema es qué hicieron con esa plata, a quién se la dieron, porque así como fue la época de mayor endeudamiento fue también la de mayor fuga de capitales en la historia, que tienen nombres y apellidos, que se llevaron los dólares y nos dejaron la deuda».

En este marco, el gobernador hizo referencia a la asunción de Sergio Massa como flamante ministro de Economía nacional y a las medidas que anunció, varias de ellas destinadas a engrosar las reservas del Banco Central, la prioridad del gobierno. «Ayer escuchábamos al ministro hablar de los dólares que faltan. Los dólares que faltan no se fueron por arte de magia sino que se los llevaron unos ladrones que hicieron con eso un negocio como nunca se hizo en la Argentina. Esa es la verdad y ese es el problema más grave que tenemos en la Argentina», subrayó.

Repitió que «no faltó plata y no faltó Estado» porque, acotó, «para endeudarse afuera tiene que haber Estado, para firmar con el Fondo tiene que haber Estado, para que haya timba financiera tiene que haber Estado». Y destacó que ese tipo de Estado no le sirve a la sociedad y al pueblo porque «está al servicio de los ricos, de unos pocos y de los bancos extranjeros».

Las viviendas fueron construidas con una inversión de 62 millones de pesos y cuentan con dos dormitorios, cocina, comedor y baño. Las obras comprendieron además la instalación de los servicios de agua, cloacas, gas y conexión a la red de energía eléctrica. El proyecto contempla una segunda etapa en la que se construirán otras 35 casas en el barrio.