En un encuentro con gremios, el gobernador Axel Kicillof anunció formalmente que se pagará un bono de fin de año de 20 mil pesos a todos los trabajadores y trabajadoras de la administración pública provincial.

«El objetivo de esta medida es aprovechar la mejora que se observa en la recaudación para distribuir los resultados del crecimiento económico con todos los trabajadores», explicó Kicillof. Y agregó: «Este es un reconocimiento a las y los trabajadores estatales por el esfuerzo que han realizado durante la pandemia después de cuatro años muy difíciles por el deterioro de los ingresos».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El bono es de carácter no remunerativo y se pagará por única vez a todos los agentes de la administración pública bonaerense: estatales, docentes, judiciales, policías, agentes penitenciarios y médicos.

Kicillof realizó el anuncio durante una reunión que mantuvo con los representantes de los gremios que nuclean a todos los agentes estatales en la Gobernación, acompañado por los ministros de Hacienda, Pablo López, y de Trabajo, Mara Ruiz Malec.

«Nuestro programa es ir recuperando en la medida de lo posible todo lo que se deterioró el ingreso durante los cuatro años anteriores; nos comprometimos a que los salarios le ganen a la inflación y, con el cierre de la paritaria en un promedio del 54%, este año se estarían recuperando más de cuatro puntos de salario real», sostuvo el mandatario.

La decisión de pagar el bono extraordinario a los estatales bonaerenses está en línea con el que otorgó el gobierno nacional a sus trabajadores. Representa también el cierre del año paritario en el que el Ejecutivo llegó a acuerdos con los docentes, los estatales de la ley 10.430, y con los trabajadores judiciales. En todos los casos se negoció una suba del 54% acumulado por todo 2021. También otorgó esa suba a los efectivos de la Policía y del Servicio Penitenciario.

El único sector con el que resta cerrar la negociación salarial es el de los trabajadores de la salud. La última reunión paritaria entre las partes se realizó el miércoles. En esa mesa, el gobierno ofertó un aumento de bolsillo del 7,5% retroactivo al 1° de diciembre para completar el 54%. El gremio CICOP se llevó la propuesta para analizar con las bases y responderá el próximo martes.

Tras la reunión en Gobernación, el titular del SUTEBA, Roberto Baradel, afirmó que los gremios están «orgullosos» de los trabajadores de «todas las áreas del Estado por el inmenso esfuerzo que hicieron durante la pandemia».

En la misma línea, la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, sostuvo que «después de una época en la que los docentes estábamos acostumbrados a otro tipo de negociaciones, hoy hay vocación por reconocer a todos los trabajadores del Estado, lo cual es inédito y valorado por todos».

El titular de ATE Provincia, Oscar De Isasi, se mostró optimista de cara al año que viene. «Vemos una inversión decidida en términos de educación y salud, que se sigue manteniendo más allá de la pandemia y tenemos la esperanza de que el 2022 sea un año para seguir reparando derechos», afirmó.

También participaron del encuentro el secretario general de UPCN, Carlos Quintana; el titular de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA), Alejandro Salcedo, y María Inés Busso del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP). También estuvieron presentes del Sindicato de Salud Pública (SSP), Miguel Ángel Zubieta; Pablo Maciel de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia (CICOP), y Pablo Abramovich de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB).