En la misma línea que el presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof reivindicó este martes la unidad del Frente de Todos y aseguró que el desafío de la coalición gobernante es «lograr que las políticas le lleguen a la gente».

El mandatario fue consultado sobre la ruptura en el frente oficialista -que quedó expuesta en la votación del acuerdo con el FMI- tras el acto de inauguración de obras en el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB). Si bien evitó referirse a la interna de la que viene manteniéndose al margen, Kicillof recordó que el Frente de Todos «se construyó con unidad para generar un modelo inclusivo, de crecimiento y de industrialización».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Construimos el Frente de Todos durante la época del neoliberalismo para poder dar una respuesta a las necesidades de la sociedad», puntualizó en declaraciones radiales a El Destape y recordó que se buscaba «terminar con un proceso proceso aceleradísimo de endeudamiento, de fuga de capitales» que se dio durante el gobierno de Mauricio Macri.

«Había que terminar con eso y nos tocó transitar un pandemia y una situación absolutamente inesperada para muchos como una guerra que está generando perturbaciones en los mercados internacionales. Estamos en un época muy incierta y muy turbulenta, y hay que conseguir que las políticas le lleguen a la gente», apuntó. Y agregó: «Lo que necesitamos es asegurarnos los intrumentos para poder asegurar el cuidado, la protección y el bienestar de los bonaerenses».

El Presidente habló este martes de la ruptura en el Frente de Todos e hizo un fuerte llamado a la unidad. Dijo que es «absolutamente necesaria», evaluó que hay que «aprender a convivir con las diferencias», pero aclaró que «no existe una presidencia colegiada» en un mensaje a su vicepresidenta Cristina Kirchner y al diputado Máximo Kirchner.

Nuevo edificio

Kicillof inauguró este martes el nuevo edificio de la escuela del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), y la ampliación de las alcaidías Pettinato y Departamental Florencio Varela, que contarán ahora con 328 plazas más.

«Esta es la primera ampliación de la Escuela de Cadetes después de 50 años y es producto de la voluntad política de establecer como una prioridad la transformación del Sistema Penitenciario Bonaerense», señaló acompañado por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, y la directora general de Institutos de Formación y Capacitación, María Luján Arbe.

El edificio inaugurado posee dos plantas con 13 aulas que tienen capacidad para 30 estudiantes cada una, lo que permitirá en este nuevo inicio del ciclo lectivo pasar de los 320 estudiantes que cursaron en 2019 a 1.800. Además, en la sede histórica se ampliaron el comedor y la cocina, se acondicionaron los dormitorios y se repararon los techos de las áreas administrativa, pedagógica y de depósitos. la inversión total fue de 103 millones de pesos.

«Cuando asumimos nos dedicamos no solo a resolver los problemas de la coyuntura, sino a abordar los problemas de fondo que se habían originado por la superpoblación carcelaria”, afirmó Kicillof y explicó que llevaron adelante la ampliación del sistema porque «el castigo para quienes delinquen tiene que ser la privación de la libertad, pero en condiciones dignas y de inclusión».