El gobernador Axel Kicillof habló hoy de la posibilidad de postergar las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias fijadas para el 8 de agosto si siguen creciendo los casos y se mostró de acuerdo con la discusión de “parámetros objetivos” para tomar esa decisión en el Congreso Nacional.

“Yo siempre he dicho: hay que supeditar el calendario electoral a la realidad y la realidad es una pandemia”, dijo el mandatario tras encabezar un acto de entrega de escrituras en el municipio de Mercedes junto al ministro de Justicia, julio Alak, y el intendente local, Juan Ignacio Ustarroz.

Kicillof se refirió así a la negociación abierta con la oposición, que tuvo ayer una reunión clave en la Casa Rosada de la que participaron el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el jefe de la bancada de Unidad Ciudadana, Máximo Kirchner; el presidente de diputados de Juntos por el Cambio, Cristian Ritondo, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, entre otros. En ese encuentro se habló de fijar indicadores como la cantidad de contagios, la mortalidad o el índice de camas de terapia intensiva para definir la postergación de las PASO.

El mandatario consideró que su gobierno evalúa la situación “de acuerdo a los parámetros epidemiológicos” y al riesgo que conllevaría afrontar una elección en la provincia que reúne al 40% del padrón, en plena segunda ola de contagios, con un número alto de casos y en pleno invierno. E incluso consideró que “estar en campaña” en el contacto de pandemia le parece “una frivolidad”.

“Lo que yo digo es que no podemos ignorar la situación epidemiológica. Si entramos en una segunda ola, empezamos a tener que tomar medidas y recaudos más rigurosos, tenemos problemas de contagios y a eso le siguen la enfermedad y la muerte. Creo que para una sociedad encarar un proceso electoral en esas condiciones es complejo”, afirmó Kicillof.

Luego se mostró de acuerdo con que la discusión sobre el calendario electoral se dé en el Congreso Nacional y agregó que, si se aprueban cambios al calendario electoral nacional, la Provincia va a adherir. “Me parece muy bien que se discuta donde se tiene que discutir que es en el Congreso nacional porque esta es una elección nacional. Si el Congreso resuelve que se va a posponer el calendario electoral, la provincia indudablemente lo va a acompañar porque también tenemos la obligación de coordinar nuestro cronograma con el nacional porque sería ridículo elegir un día los concejales y otro los diputados nacionales”, sostuvo y graficó: “Sería al revés de lo que estoy diciendo: en vez de dos elecciones tendríamos cuatro”.

Ya en el final, el gobernador reiteró que es necesario consensuar con la oposición parámetros que definan ante la cercanía de las primarias si es necesario postergarlas o no. “Nuestra opinión es que tenemos que tener parámetros objetivos, médicos, lógicos, que todo el mundo entienda para que nadie se haga el vivo con esto, ´si me conviene o no´, sino que pensemos en la salud de la gente”, cerró.

La preocupación del gobierno está hoy en la suba de casos de coronavirus que se viene registrando día a día, en especial en el AMBA, y que ya comenzó a notarse también en la ocupación de camas de terapia intensiva y en los llamados al 148. Todos hablan ya de segunda ola.

En este marco, el gobierno provincial definió restricciones que comenzaron a regir hoy para las actividades nocturnas -están suspendidas de 2 a 6- y para las reuniones sociales que no podrán superar las 10 personas. Y ya trabaja en la vuelta de la Fase 3, con medidas más duras, para después de Semana Santa para los municipios con la situación sanitaria más complicada.