La economía siguió con ritmo fuertemente negativo en el primer mes de 2020 según las mediciones privadas que anticipan la lectura oficial.

La consultora Orlando J. Ferreres & Asociados (OJF) informó una caída del 2,9% anual en enero, el vigésimo dato negativo de los últimos 22.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El ritmo sufrió el peso de sectores como el comercio mayorista y  minorista, que cayó 6,9%, al igual que la construcción, una de las actividades más importantes.

Este apartado mostró la peor parte en el ámbito minorista, que se derrumbó un 9,7% mientras que la mayorista desmejoró en un 3,5%. “Desde que comenzó su declive al cierre del primer trimestre del 2018 este sector de la actividad acumula un retroceso del 16,5%”, destacó el informe de OJF.

También se retrotrajo un 3,1% el rubro Minas y Canteras y en menor medida lo hicieron la Intermediación Financiera (-2,3%), las Industrias Manufactureras (-1,9%), el sector inmobiliario (-1,6%), el agropecuario (-0,6%), y la Administración Pública y Defensa (-0,1%).

En relación a la industria, se volvió a destacar el mal paso de la rama de Alimentos y Bebidas, que cayó un 2,8%.

De todos los rubros que mide la consultora sólo tres apreciaron datos positivos: la Electricidad, Gas y Agua, cuya actividad trepó un 0,9% a la par de Servicios Sociales y de Salud, con una mejora del 0,3% y Transporte y Comunicaciones, con una variación positiva del 0,2 por ciento. «