Esta semana comenzará a debatirse la ampliación de la Corte en el Senado de la Nación. La reunión será el miércoles en el marco de la Comisión de Asuntos Constitucionales y se pondrán en debate iniciativas de tres senadores que reúnen los conceptos de federalización, a través de la que va a presentar el rionegrino Alberto Weretilneck, la cantidad de jueces que debe tener el Máximo Tribunal que impulsa el puntano Adolfo Rodríguez Saá y el cupo de género que propone la riojana Clara Vega. No habrá proyecto del oficialismo para evitar correr el foco del debate y los rumores de interna constantes.

En la actualidad, la conformación establecida por ley es de cinco miembros, pero hay solo cuatro, Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti, luego de la renuncia de Elena Highton de Nolasco, con cuya ausencia quedó sin mujeres el tribunal. El presidente Alberto Fernández nunca envió un proyecto para ocupar la vacante.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las posturas en la Cámara Alta ya empiezan a ser diferentes. En la Casa Rosada la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, remarcó que el presidente Alberto Fernández tiene “preocupación” por el funcionamiento judicial y ese es uno de los temas que “trabaja” el comité de expertos que lo asesora en la materia.

Desde el kirchnerismo, Oscar Parrilli viene insistiendo en que «hay que ampliar el número de los miembros, tiene que ser una Corte amplia, con participación federal y de género». «Tiene que haber una Corte que represente a todos los argentinos y no a medios y grupos hegemónicos. No quiero dar un número, pero debe ser de dos dígitos, arriba de diez por lo menos», dijo en reiteradas entrevistas.

En Juntos por el Cambio ya anticiparon su postura contraria. El presidente del interbloque Alfredo Cornejo dijo a Tiempo: “Estos temas solo le importan a Cristina Fernández de Kirchner y le da un barniz de gravedad institucional. Lo único que le importa es manipular el Consejo de la Magistratura, la designación de algunos jueces en particular”. “Ella está enfocada en esa agenda que no tiene nada que ver con el común de los argentinos, nos ha enredado a todos en discutir eso, pero en particular ha destrozado al peronismo”, agregó.

En tanto, desde el schiarettismo advirtieron que una ley de estas características tiene que salir con el más amplio consenso. En el marco del encuentro del gobernador Juan Schiaretti con legisladores del Espacio Federal, la senadora cordobesa Alejandra Vigo indicó que “la única manera en que se avance en proyectos de esta envergadura, que tienen que ver con la institucionalidad de Argentina, es sin dudas a través del consenso. Y lo que se ve es que no hay ninguna intención de consensuar nada”.