El debate por la ampliación de la Corte continuará la semana que viene en la Cámara de Diputados y desde la oposición descartan cualquier posibilidad de acuerdo con el oficialismo para apoyar las iniciativas que están en danza en la Comisión de Asuntos Constitucionales. 

Ni radicales ni macristas están cerca de negociar con el Frente de Todos algún futuro lugar si se concretara la idea de ampliar el número de cantidad de miembros que integran el Máximo Tribunal. Mucho menos luego de que Gerardo Morales, gobernador de Jujuy y presidente nacional de la Unión Cívica Radical, se despegara de las versiones de acuerdo con el presidente de Diputados, Sergio Massa, para aceptar a la congresista Roxana Reyes en el Consejo de la Magistratura a cambio de votos para reformar la composición de la Corte Suprema.  

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Ni siquiera vamos a presentar un dictamen de minoría”, dijeron a Tiempo desde el sector opositor. En el mismo sentido, en el kirchnerismo negaron el pacto y acusaron a Mauricio Macri de generar los rumores por la interna que tiene dentro de su propio espacio político.  

Por lo pronto, el lunes se terminará de definir la lista de invitados especialistas en la materia que desfilarán el miércoles al mediodía por el plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Constitucionales. Las propuestas serán formuladas por los senadores de todos los bloques. Este viernes, Ricardo Lorenzetti, juez de la Corte Suprema de Justicia, le pidió coherencia al Congreso. 

En declaraciones radiales, señaló: “En 2006 hubo una ley que fue votada por los mismos que hoy están discutiendo eso. Hay que tratar de tener cierta coherencia en favor de los ciudadanos. Si un día decimos que la Corte tiene 5 integrantes, otro día 10 y mañana 15, no le damos ninguna seriedad a los ciudadanos. Y nosotros tenemos que tratar de dar seriedad, de dar serenidad. Decir que esta es una regla que se mantiene en el tiempo”. 

El jueves, sindicatos, organizaciones sociales, organismos de derechos humanos y otros sectores afines al kirchnerismo marcharán a la Corte Suprema para repudiar al presidente del tribunal, Horacio Rosatti. Será la primera movilización que hará el oficialismo luego de que el magistrado asumiera como presidente del Consejo de la Magistratura a partir de un fallo con su propia firma que restableció una composición derogada de ese cuerpo. La protesta contará con parte de la CGT, las dos versiones de la CTA y La Cámpora.

Los proyectos que se debaten pertenecen al puntano Adolfo Rodriguez Saá, la riojana Clara Vega, la neuquina Silvia Sapag y el rionegrino Alberto Weretilneck. Las iniciativas proponen que el tribunal pase de los 5 ministros actuales a tener entre 9 y 15. Y además que se equilibre la presencia de hombres y mujeres, al igual que la representación de las distintas regiones del país. 

Según informó días atrás Rodríguez Saá: “Sólo en Uruguay la integración es de cinco. “En EEUU son 9; en Brasil, 11; en Colombia, 23; en Chile, 21; en Italia, 15; en México, 11; y en Alemania, 16”.